Quién es el terrorista de Nueva York Sayfullo Habibullaevic Saipov

 

El hombre acusado de matar a ocho personas en un camión de ataque en Nueva York en Halloween es originario de Uzbekistán y se ingresó a los Estados Unidos en 2010 por medio de la lotería de visas.

 

Se trata de Sayfullo Habibullaevic Saipov, quien  residió  en varias partes de los EE. UU. desde 2010.

Fuentes consultadas por CNN dijeron que el terrorista vivió en la Florida.  También vivió temporalmente  en Ohio y Nueva Jersey. En ambas ciudades trabajó como conductor de Uber durante los últimos seis meses, según confirmó la  compañía.

Saipov se casó el 25 de marzo de 2013 con otra uzbeka, Nozima Odilova, cuando él tenía el 25 años y ella 19 años.

El matrimonio se efectuó  en Cuyahoga Falls, Ohio. Ninguno de los miembros de la pareja había estado casado antes.

En los últimos tiempos, Saipov vivió solo  en Nueva Jersey. Fue allí  donde  alquiló el camión utilizado en el ataque del martes.

Saipov figura en los registros mercantiles como “empresario”.  En Ohio, Saipov registró a su nombre dos compañías:  Sayf Motors Inc en 2011 y Bright Auto LLC en 2013, que figuraban como una compañía de transporte, según  en la base de datos del Departamento de Transporte.

Por su parte, la empresa Uber ha revisado el historial de Saipov en la compañía y no encontró  ninguna queja o incidente espurio relacionado con el  conductor.

Saipov pasó la verificación de antecedentes de la compañía, “aunque ahora ha sido eliminado de la aplicación”, dijo un representante de Uber.

En el record de Saipov aparecen múltiples multas de tráfico. En Missouri, en el año 2015, la policía  lo acusó por no mantener el sistema de frenos de su vehículo.

Francisco Alemán de Las Casas

Next Post

EL COLÁGENO: ¿EL SANTO GRIAL DE LA JUVENTUD?

jue Nov 9 , 2017
  Seguramente usted habrás oído hablar del colágeno. Puede que hasta lo hayas consumido, ya sea por alguien te lo recomendó, por indicación de un especialista o simplemente porque sucumbiste a la publicidad del producto, tan abundante en los últimos tiempos. Pero vale la pena que nos detengamos unos minutos […]