EL COLÁGENO: ¿EL SANTO GRIAL DE LA JUVENTUD?

 

Seguramente usted habrás oído hablar del colágeno. Puede que hasta lo hayas consumido, ya sea por alguien te lo recomendó, por indicación de un especialista o simplemente porque sucumbiste a la publicidad del producto, tan abundante en los últimos tiempos.

Pero vale la pena que nos detengamos unos minutos antes de adquirirlo o seguir tomándolo, aunque sea por precaución.  

¿Qué es el colágeno?

El colágeno se encuentra en todas las estructuras importantes del cuerpo como los huesos, los tendones y los ligamentos. Forma parte de los tejidos conectivos y concretamente da firmeza a la piel, por lo que el colágeno es vital en la elasticidad de la piel.

Esta proteína está formada por los aminoácidos y se relaciona con  la cantidad de zinc, cobre y silicio que hay en nuestro organismo.

El colágeno constituye entre el 25% y el 30% de la masa de proteínas totales del organismo y el 80% del tejido conectivo total.

¿ Qué función tiene el colágeno en nuestra piel?

El colágeno da fuerza a las estructuras del cuerpo, protege estas estructuras igualmente formando una barrera frente sustancias tóxicas, patógenas, toxinas medioambientales, microorganismos y células cancerosas.

También protege las paredes de los vasos sanguíneos, el tracto digestivo, el corazón, los riñones, la vesícula biliar y la vejiga urinaria. El colágeno mantiene los tejidos y las células unidas. Igualmente es el mayor componente del pelo y las uñas.

Es la proteína que sostiene la piel y es la proteína más compleja del tejido conectivo, por lo que la falta del colágeno provoca una falta de firmeza y un incremento de la flacidez.

background-1239436_640¿Cuándo y cómo empezamos a perder colágeno en la piel?

Con la edad se empieza a perder colágeno, como consecuencia de la lentitud en los diferentes procesos metabólicos debido a la disminución de la producción hormonal, en definitiva como consecuencia del propio paso de los años.

A partir de los 25 años, el organismo disminuye la producción de colágeno, a partir de los 40 años la disminución es mucho mayor, según dicen puede disminuir hasta un 1% por año después de los 40 años. A los 70 años la pérdida es de aproximadamente el 30%.

Esta disminución de colágeno hace que las estructuras epiteliales sean más débiles, la piel es más fina, fácil de dañarse, el pelo menos fuerte, empieza la flacidez, aparición de las arrugas, así como los tendones y los ligamentos sean menos elásticos y las articulaciones menos flexibles.

¿Por qué  se pierde el colágeno?

Las causas principales las podemos agrupar en cuatro:

Los radicales libres, producidos por la exposición solar en exceso, las personas fumadoras, los agentes contaminantes y algunos tóxicos, el estrés o el ejercicio físico exagerado, destruyen el colágeno existente.

El envejecimiento no destruye el colágeno sino disminuye la producción del mismo. Por ejemplo, durante la menopausia, esta falta de producción hormonal puede hacer que se pierda hasta un 30% del colágeno de la piel

Alimentación pobre y los hábitos de vida poco sanos. Un aporte de minerales, vitaminas y aminoácidos son fundamentales en la formación de proteínas, entre ellas el colágeno, igualmente el aporte de antioxidantes son fundamentales para evitar la destrucción de colágeno. Así una dieta demasiado rica en azúcares simples, daña el colágeno.

Problemas médicos, que eviten la absorción de vitaminas y minerales. Infecciones y medicamentos.

¿Qué implica tener baja una producción de colágeno?

La producción de colágeno está totalmente ligada a la producción proteínica en general. Es por ello que la  producción de colágeno está condicionada por:

La dieta y los nutrientes necesarios para que las células puedan realizar su función correctamente.

El sistema hormonal está directamente relacionado con la producción de colágeno

Unos niveles más elevados de HGH (hormona del crecimiento) pueden ayudar a al producción de colágeno como de otras proteínas e elastina.

Durante la menopausia, igualmente, la reducción de producción de estrógenos, provoca una disminución de producción de colágeno, es este otro de los motivos en los que muchos médicos están volviendo a recomendar la terapia hormonal sustitutoria.

La formación de colágeno se produce mientras dormimos, pues es cuando el cuerpo se recupera y se repara.

¿Cómo podemos preservar el colágeno de nuestro cuerpo? sport-1685818_640

Para evitar su destrucción del colágeno debemos prevenir  la formación de radicales libres y si se forman, destruirlos mediante los antioxidantes.

Necesitamos ingerir un aporte de nutrientes suficientes para que el organismo tenga las sustancias necesarias para destruir los radicales libres y fabricar el colágeno que perdemos.

¿Qué debemos ingerir para preservar o fabricar colágeno?

La gelatina animal es una de las fuentes principales de colágeno, además es baja en grasa y calorías, por lo que es muy beneficiosa ingerirla. La gelatina que venden en los supermercados es muy apropiada para su consumo.

Vitamina C, que es uno de los más potentes como antioxidantes, lo que ayudará a mantener altos niveles de colágeno.  Consuma frutas y verduras en abundancia.  

La leche de soja rica en proteína también incrementa la producción de colágeno.

La coenzima Q10 mejora la actividad celular, lo que aumentará la capacidad de reparación y producción de colágeno.

Tomar  suplementos  de colágeno es altamente recomendado. En la actualidad hay muchas marcas y formas de presentación. En Radio Viva 24 te recomendaremos las mejor.

El colágeno en la piel

En la piel podemos actuar para que se active y forme de nuevo colágeno o que evite la destrucción del mismo.

La forma más adecuada para evitar su destrucción a nivel tópico es aplicando filtros solares y evitar su exposición al sol.

Para activar el colágeno de la piel se puede usar, desde  técnica Láser hasta de radiofrecuencia, mediante procedimientos médicos bastante costosos. Ambas técnicas mejoran la activación celular, lo que consigue mayor producción de colágeno. También restaura el colágeno  profundo ayudando a sustituir las células más envejecidas por nuevas.  

Recomendaciones

Casi todas las personas adultas pueden tomar suplementos de colágeno.  La ventaja de tomar colágeno natural es que no tiene efectos secundarios, la única precaución es solo adquirir marcas comerciales reconocidas. Algunas personas pueden padecer alguna reacción alérgica.

Se recomienda tomar colágeno natural hidrolizado, a razón de 10 gramos diarios.  Existen suplementos  con sabores o sin sabores, lo que facilita su ingestión.

Pero lo  más importante es dormir bien, ya que un buen sueño repara el organismo como  nada.

Tomar frutas, verduras y proteínas en la alimentación para conseguir un buen aporte proteico.

blank

Francisco Alemán de Las Casas

Entrada siguiente

CIENTOS DE MUERTOS EN TERREMOTO DE IRÁN

lun Nov 13 , 2017
Al menos 330 muertos y unos 4.000 heridos es el saldo provisional de víctimas del fuerte terremoto de 7,3 grados en la escala de Richter que asoló anoche (12-11-17) la […]
blank