Estudio revela los prejuicios que existen en Miami hacia los diferentes acentos del español

Por Miriam Mata

La lengua española es variada y su riqueza múltiple y viva. Su habla tiene numerosos acentos diferentes, muy peculiares a los diferentes orígenes nacionales y regionales de cada hispanohablante y todos ellos, por su cuenta, tienen historias de vida y capacidades diversas.

Pero un punzante problema surge cuando, en la percepción individual o social, un cierto acento del español es asociado con una condición determinada, con una virtud o un defecto, con una posibilidad o una limitación. Esa generalización puede suscitar equívocos y causar afectaciones a quienes resultan tocados por ella.

Y eso es justamente lo que sugiere un estudio realizado recientemente por la Universidad Internacional de Florida y la Universidad de Texas en Austin entre una población mayormente de estudiantes universitarios en Miami. Para ellos, de acuerdo a los resultados de esa investigación, diferentes acentos del español tienen implicaciones con ángulos a la vez reveladores e inquietantes.

De acuerdo a la radio y TV pública  de Florida, aprovechando que Miami es una ciudad con una población hispanohablante muy variada y numerosa, con personas de todas las naciones hablantes del español. Para identificar la percepción de ellos ante los diversos acentos del español hablado, los investigadores grabaron a tres varones de entre 30 y 34 años hablando cada uno con su acento distintivo: uno de ellos originario de Barcelona, otro de Bogotá y otro de La Habana.

Las grabaciones de esas personas fueron reproducidas a unos 300 participantes del estudio y luego se les preguntó a cada uno sobre cómo calificaba en términos de educación, empleo e ingreso, solo por oírlo hablar con su acento, a cada uno de esos tres hispanohablantes.

La mayoría consideró al hispanohablante de Barcelona como el de mayor educación y nivel de ingreso, seguido del de Bogotá y al último el de Cuba. Y cuando se les preguntó a los encuestados cuál voz les parecía más probable de proceder de un abogado o un médico, la tendencia fue igual: la de acento peninsular arriba, la colombiana en medio y la de acento cubano abajo.

Y ello, como reconoce a la WLRN uno de los investigadores del estudio, pese a que los cubanos en Miami son un grupo de gran vitalidad y sustantivos logros económicos y educativos.

¿La razón? Una mencionada es que persiste una suerte de eurocentrismo o resabio del colonialismo, que lleva a que, a priori, algunas personas aprecien más lo proveniente de España que de Latinoamérica, pese a que en la realidad los españoles, colombianos, cubanos y los de cualquier otro país tienen historias extraordinarias.

Así, se afirma que en realidad no serían los tonos del habla o sus inflexiones en sí lo que lleva a tales percepciones, si no la asociación del acento peninsular con la idea de Europa, región de considerable desarrollo económico y riqueza. Fuente Yahoo Noticias

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=LaI-k34xnaA&w=560&h=315]

Next Post

Trump busca que otros países suban precios de fármacos para bajar los de EEUU

Sat May 12 , 2018
Por Miriam Mata El presidente Donald Trump presentó el viernes su plan para reducir los costos de los medicamentos dentro del país, una estrategia con la que pretende, entre otras cosas, obligar a otras naciones a subir sus precios a los fármacos con el objetivo de bajarlos dentro de sus […]