Iba conduciendo. Lo que salió del aire acondicionado de su carro le enfrió la cabina…y la sangre

Lora Goff conducía por una calle de Virginia cuando de pronto escuchó un sonido que salía del aire acondicionado de su vehículo. Al mirar hacia a un lado del volante descubrió horrizada que una serpiente estaba saliendo por el conducto de la ventilación.

La mujer logró estacionarse, bajó a toda prisa del vehículo y llamó al servicio de emergencias 911.

Mientras esperaba tomó fotos del reptil. “Pensé: ‘nadie va a creer esto’”.

Cuando llegó un agente de la agencia de control de animales, este le confesó que él también le tenía miedo a las serpientes.

La culebra, que medía cerca de dos pies y medio de largo, se había enredado en el cargador del cable de su teléfono, informó  The Washington Post.

Goff dijo que el agente intentó usar pinzas especiales para atrapar a la culebra, pero no pudo. La serpiente se escabulló y comenzó a deslizarse por el auto hasta que cayó debajo del asiento delantero.

“Buscó y buscó, pero no pudo encontrarla”, dijo la mujer refiriéndose al empleado de control de animales.

Para colmos, la hora de almuerzo de Goff ya había terminado y necesitaba volver al trabajo, así que regresó a su oficina con la serpiente escondida en algún lugar de su vehículo.

En la oficina, sus colegas le sugirieron apagar el aire acondicionado para que la culebra saliera por el calor, o incluso encender la calefacción.

Goff buscó en internet y encontró un consejo con trampas adhesivas pegajosas para roedores. Tomó prestado el automóvil de un amigo y fue a una ferretería cercana, donde compró algunas y las puso debajo del asiento de su vehículo.

Cuando terminó de trabajar, tuvo que conducir a su casa. Dijo que no movía mucho los pies ni hacía ruido con la esperanza de evitar que la serpiente saliera de su escondite.

A la mañana siguiente, Goff y su esposo salieron y encontraron a la serpiente pegada a la almohadilla adhesiva, pero no estaba muerta.

Su esposo tiró el reptil en la parte trasera de su camioneta, dijo Goff, quien agregó que no sabe -no quiere saber- qué hizo con la culebra. Fuente El Nuevo Herald

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=LaI-k34xnaA&w=560&h=315]

 

Entrada siguiente

El Gobierno argentino pide acción cautelar contra Odebrecht

mié Jun 6 , 2018
El  Gobierno mira con preocupación los movimientos de  Odebrech. La gigante brasileña -que reconoció que pagó coimas en la Argentina por U$35 millones- ahora inició una demanda contra el Estado […]