CUBA: NEGACIÓN DE VISITAS FAMILIARES A PRESO DE CONCIENCIA

Las autoridades cubanas han suspendido el derecho a recibir visitas del doctor y defensor de los derechos humanos Eduardo Cardet durante seis meses como castigo por el activismo de sus familiares en relación con su caso, según relata su esposa. Es preso de conciencia, por lo que debe ser puesto en libertad de inmediato y sin condiciones


El 26 de mayo de 2018, el director de la cárcel denominada Cuba Sí en Holguín (Cuba) informó a la familia de Eduardo Cardet Concepción de que se le había suspendido el derecho a recibir visitas de sus familiares a raíz de las denuncias que éstos habían hecho ante la prensa internacional y mecanismos de derechos humanos.

Yaimaris Vecino, su esposa, dijo a Amnistía Internacional que, cuando acudió a visitar a Eduardo en compañía de sus dos hijos y la madre de éste, no les permitieron verlo. Las autoridades informaron oralmente a la familia de que se había suspendido el derecho de Eduardo a recibir visitas. Según Yaimaris, Eduardo suele llamar por teléfono a su familia los martes; sin embargo, el martes 5 de junio no llamó, lo que hace pensar que también se le ha prohibido realizar su llamada habitual.

Eduardo es el líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), que trabaja en favor de la democracia. Lleva encarcelado en Holguín desde su detención el 30 de noviembre de 2016, cinco días después de la muerte del ex dirigente cubano, Fidel Castro, Antes de su detención, Eduardo Cardet había concedido entrevistas publicadas en medios internacionales en las que había criticado al gobierno cubano.

En virtud del derecho internacional, los presos y presas tienen derecho a comunicarse con el mundo exterior —en particular a recibir visitas de sus familias y abogados— y a tener acceso a atención médica adecuada. Cualquier medida que limite este derecho debe ser necesaria y proporcional a su objetivo; de lo contrario, podría infringir el derecho a la vida privada y familiar. Estos derechos constituyen salvaguardias fundamentales contra otras violaciones de derechos humanos, como la tortura y otros malos tratos.

– instando a las autoridades a poner en libertad de manera inmediata e incondicional al defensor de los derechos humanos Eduardo Cardet, ya que es preso de conciencia, encarcelado únicamente por el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión;

– instándolas a restablecer inmediatamente su derecho a recibir visitas de sus familiares y a permitirle el contacto regular con su familia y con el mundo exterior, así como el acceso a abogados y atención médica de su elección.

envíen llamamientos antes del 19 de julio a:

Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez

Presidente de la República de Cuba

La Habana, Cuba.

Fax: +41 22 758 9431 (oficina de Cuba en Ginebra); +1 212 779 1697 (a través de la Misión de Cuba ante la ONU)

Correo-e: cuba@un.int (c/o Misión de Cuba ante la ONU)

Tratamiento: Su Excelencia

 

Ministro del Interior

Vicealmirante Julio César Gandarilla Bermejo

Ministro del Interior

Ministerio del Interior, Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba

Fax: +53 7 855 6621 y +53 7 8301 566 (o +1 212 779 1697, a través de la Misión de Cuba ante la ONU)

Correo-e: correominint@mn.mn.co.cu

Tratamiento: Señor Ministro

 

Y copias a:

Movimiento Cristiano de Liberación (MCL)

Correo-e: info@oswaldopaya.org

Twitter: @oswaldopaya

 

Información complementaria

Según cinco testigos que hablaron con Amnistía Internacional por teléfono a condición de que se mantuviera su anonimato, al menos cuatro policías vestidos de civil y uno uniformado bajaron a Eduardo Cardet a empujones de su bicicleta y lo detuvieron violentamente la tarde del 30 de noviembre de 2016, cuando regresaba a su casa después de visitar a su madre. Según su esposa —que presenció, junto a sus dos hijos, la detención de su marido—, a Eduardo Cardet lo acusan de violencia (atentado) contra un funcionario del Estado. Este delito está contemplado en el artículo 142.1 del Código Penal. Un agente afirma que Eduardo Cardet lo empujó durante su arresto. Todos los testigos que han hablado con Amnistía Internacional contradicen esta afirmación, y aseguran que los policías vestidos de civil inmovilizaron de forma rápida y violenta a Eduardo Cardet, lo esposaron y lo golpearon, sin que él tuviera ninguna oportunidad de defenderse. Los testigos creen que Eduardo Cardet fue detenido por sus creencias y sus ideas. Amnistía Internacional ha podido ver una copia de la condena en apelación dictada por el Tribunal Provincial de Holguín. En el fallo no se hace mención alguna a las causas originales de la detención, lo que sugiere que la detención fue arbitraria. El 17 de mayo, el Tribunal Provincial Popular de Holguín ratificó en apelación la sentencia dictada el 20 de marzo en la que se condenaba al Dr. Eduardo Cardet Concepción a tres años de prisión.

El Movimiento Cristiano Liberación (MCL) es un elemento destacado del movimiento de Cuba en favor de la democracia. Según su sitio web, es un movimiento para el cambio pacífico y democrático y el respeto por la dignidad humana. Fue fundado en 1988 por Oswaldo Payá Sardiñas, quien se convirtió en una figura visible de la oposición política cubana, y por otros cuatro activistas. Amnistía Internacional lleva décadas documentando acoso e intimidación contra miembros del MCL. En 1991, después de que Oswaldo Payá Sardiñas presentara una petición para que se convocara un referéndum nacional sobre la reforma constitucional, más de 200 personas —al parecer pertenecientes a una Brigada de Respuesta Rápida— destruyeron su casa. Cuando Oswaldo Payá anunció su intención de presentarse como candidato a diputado de la Asamblea Nacional por el municipio de Cerro, en La Habana, los miembros de su organización, según se ha informado, fueron sometidos a frecuentes interrogatorios y a detenciones breves.

En una entrevista publicada el 16 de septiembre de 2016 por ABC Internacional, Eduardo Cardet declaró: “Se disfraza la actividad política con hechos delictivos comunes, por ejemplo, escándalo público, desacato, atentado, figuras que utiliza la policía política para encarcelar a los disidentes”.

Cuba tiene sus puertas cerradas para Amnistía Internacional y para casi todos los observadores internacionales independientes de los derechos humanos. FUENTE AMNISTIA INTERNACIONAL

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=LaI-k34xnaA&w=560&h=315]

Next Post

Trump llega tarde a conferencia sobre igualdad de género

sáb Jun 9 , 2018
El presidente Donald Trump llegó tarde a una conferencia sobre igualdad de género que se celebra el sábado en el marco de la cumbre del G-7 en Canadá. Trump llegó tarde, luego que el anfitrión, el primer ministro canadiense Justin Trudeau, había empezado la conferencia advirtiendo que no iba a […]