Con Trump disminuyeron los viajes de EEUU a Cuba, y también los arrestos de disidentes

Mientras diplomáticos cubanos siguen viajando por Estados Unidos insistiendo en que es hora de levantar el embargo y buscando apoyo en las universidades, ayuntamientos y legislaturas estatales, el gobierno de Trump parece tener poco interés de meterse en el asunto del embargo o el otro tema importante relacionado con Cuba: la base naval de Guantánamo.

Los funcionarios estadounidenses han dicho que ninguna de esas cuestiones se considerará hasta que Cuba realice cambios significativos en su sistema político, algo que no ha pasado desde que Trump anunció su política hacia Cuba durante una visita que hizo a Miami.

Mientras tanto, el nuevo gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel, no parece estar de acuerdo con la presión estadounidense en ese frente: “Cuba no hará concesiones, no negociará ni aceptará condiciones, no cambiará sus principios. La política exterior en Cuba se mantiene”, dijo a la Asamblea Nacional cuando asumió el cargo el pasado 19 de abril.

Cuando los funcionarios de EEUU hablan de Cuba en estos días, generalmente es sobre su historial de derechos humanos. Fuente El Nuevo Herald

 

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=LaI-k34xnaA&w=560&h=315]

Entrada siguiente

A las protestas contra Ortega se suma la presión de un paro nacional

jue Jun 14 , 2018
 Una coalición impensable solo hace dos meses, conformada por estudiantes, empresarios, obispos, campesinos y ciudadanos, incrementa desde hoy su pulseada con el presidente Daniel Ortega con la convocatoria de un […]