Merkel ante su momento más complicado en una década: su Gobierno pende de un hilo

Ha salido airosa de la peor crisis económica en décadas, ha sobrevivido a la ola de cambios de Gobierno en Europa (Italia, Francia, España, Portugal) y ha sido capaz de enfrentarse al todopoderoso Trump, pero Angela Merkel vive un momento muy delicado al frente de Alemania . La canciller, en el cargo desde el año 2005, se encuentra en una situación límite que puede hacer caer su Gobierno.

La principal razón: su política migratoria abierta que ha hecho que acoja a más de 1 millón de inmigrantes, algo que no ha sentado excesivamente bien a sus aliados en el Gobierno. Una vez más, parece que la xenofobia y el racismo son la respuesta por encima de la solidaridad y la generosidad.

Merkel se enfrenta a un ultimátum por parte de su ministro del Interior: o negocia con Europa una solución al desafío migratorio o de lo contrario cerrará la frontera alemanade forma unilateral para los migrantes que ya hayan sido registrados en otros países. Horts Seehofer, que pertenece al CSU, bloque conservador que sustenta el Gobierno y que suele ir de la mano en los comicios con el CDU de Merkel, quiere frenar las llegadas masivas al país teutón y de paso plantar cara a una extrema derecha que va en aumento.

El 28 y el 29 de junio se celebra una cumbre de la Unión Europea y para Merkel es un punto de inflexión tremendo, ya que la supervivencia de su Ejecutivo pende de las decisiones que se tomen allí. De momento, la división parece insalvable con una Italiaque rechaza fervientemente más inmigrantes y donde su Gobierno ha celebrado la marcha del Aquarius como una auténtica victoria. Enfrente España y Francia parecen dispuestos a entenderse con Alemania y le pueden dar un balón de oxígeno a la canciller.

Por el momento la propuesta que han cocinado entre ella y Macron (impulsar campos de refugiados de la Unión Europea en África que permitan distinguir entre migrantes económicos de los demás) despierta muchas dudas, aunque Naciones Unidas ya se ha apresurado a apoyarla.

No se puede olvidar que se habla de Libia como una solución y que se trata de un país en el que el respeto a los derechos humanos está en duda, además de que el Gobierno reconocido internacionalmente tiene graves problemas para garantizar la seguridad en su territorio.

En las próximas semanas se va a decidir cuál es la nueva política migratoria en Europa y el futuro político de Merkel va irremediablemente unido a lo que ocurra . La canciller ya ha demostrado en numerosas ocasiones que es una superviviente y a buen seguro que en esta ocasión también logrará salir bien parada. Fuente Yahoo Noticias

 [youtube https://www.youtube.com/watch?v=LaI-k34xnaA&w=560&h=315]

Entrada siguiente

Melania Trump se reúne con niños inmigrantes en la frontera con México

jue Jun 21 , 2018
La primera dama, Melania Trump, se encuentra en la frontera con México para conocer de primera mano la situación de los niños inmigrantes que han llegado al país de manera […]