San Diego continúa en calma pese a la llegada de miles de migrantes a Tijuana

La ciudad californiana de San Diego continúa este domingo en calma pese a la presencia de miles de migrantes que aguardan desde hace días al otro lado de la frontera, en la localidad mexicana de Tijuana, con la esperanza de poder pedir asilo en Estados Unidos.

Según los últimos cálculos cerca de 4.000 personas esperan acampados al otro lado de la aduana, de los cuales unos 1.500 atravesaron México con la caravana que salió de Honduras el pasado 13 de octubre.

Su espera, no obstante, se antoja larga puesto que el Gobierno del presidente de EEUU, Donald Trump, cambió recientemente la normativa de manera que ya sólo se puede solicitar asilo en los puertos de entrada como el de San Ysidro, en San Diego.

A pesar de que, en un principio, esta medida estará vigente apenas 90 días, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU (CBP, siglas en inglés) calcula que esto obligará a los miembros de la caravana a tener que esperar unos cuatro meses antes de que puedan iniciar los trámites de acceso al país.

Por este motivo, mientras que en Tijuana aumenta la tensión ante la ingente llegada de migrantes que se ven obligados a acampar a las afueras de la ciudad, lo que ha provocado quejas de los vecinos, en San Diego reina la tranquilidad.

“No hay violencia, ni protestas. No hay diferencia. Sólo se ha gastado mucho dinero para tener aquí soldados, sin armas”, señaló a Efe el neoyorquino Ricardo Callen al referirse al despliegue de miles de militares en la frontera con México.

Callen, un veterano de las Fuerzas Armadas de EEUU casado con una mujer mexicana, nos asegura que la gente en San Diego “está tranquila” y que ni él, que cruza a diario la frontera, ni sus allegados, ven ninguna diferencia en la zona.

Un claro ejemplo de esta calma es el Parque de la Amistad, que sirve de habitual punto de encuentro para los inmigrantes recién llegados al país que se reúnen allí con sus seres queridos que les aguardan al otro lado de la frontera.

El parque amaneció cerrado este sábado, según pudo constatar Efe, después de que las autoridades estadounidenses decidieran clausurarlo durante el fin de semana, después de que hace unos días algunos migrantes intentaran entrar al país a nado por la Playa Imperial, situada en el extremo occidental de esta zona verde.

( Diario las Americas )

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=LaI-k34xnaA&w=560&h=315]

Next Post

Parlamento venezolano dice que parte de la frontera está tomada por guerrilla

Sun Nov 18 , 2018
El presidente del Parlamento venezolano, el opositor Omar Barboza, dijo que “buena parte” de la frontera de Venezuela con Colombia está tomada por la guerrilla de ese país “con la permisividad de las autoridades militares y civiles” de la nación caribeña. “Lo más grave que ocurre en la frontera del […]