En un EEUU más hostil, solicitantes de asilo son bienvenidos en un albergue en Texas

Niños africanos corren por el patio bajo la mirada de sus cansados padres. Es otro ajetreado día en el albergue de migrantes Holding Institute en la fronteriza ciudad de Laredo, en Texas.

Padres y niños son parte de un grupo de 34 personas que han llegado a Estados Unidos provenientes de la República Democrática del Congo y Angola.

“Fue muy peligroso”, dice a la AFP un hombre al describir sus periplos de Angola a Cuba, luego a Brasil, para después volver al norte por América Central hasta territorio estadounidense. El viaje duró varias semanas. “Fue muy difícil”, dijo.

Dicen que huyen de la violencia y opresión política en sus países. Pero ahora enfrentan un futuro incierto en Estados Unidos, donde críticos del gobierno del presidente Donald Trump lo acusan de crear un ambiente cada vez más hostil para los refugiados.

El 9 de noviembre, Trump decretó que solo los migrantes que entren al país por un puerto de entrada autorizado -y no los que se cuelen por la frontera- podrán solicitar asilo.

Un juez federal bloqueó temporalmente esa orden, pero el presidente prometió que llevará el asunto a la Corte Suprema, a pesar de que la ley estadounidense establece que cualquiera que pise el territorio puede pedir asilo sin importar por donde entró al país.

Trump cree que los migrantes manipulan las leyes estadounidenses de asilo y las usan como aliciente para migrar en números mayores a Estados Unidos de manera ilegal.

Considera una “invasión” las caravanas de migrantes centroamericanos -principalmente hondureños- que están a las puertas de Estados Unidos y ordenó el despliegue de hasta 9.000 militares en la frontera para detenerlos.

En general los migrantes afirman que huyen de la pobreza y la violencia de las pandillas, pero Trump ha sugerido que exageran. Citó un “incremento masivo de alegaciones de miedo de persecución o tortura” en sus países de origen, lo que, afirma, hace colapsar el sistema de evaluación de casos de asilo, que pueden tomar años para aprobarse.

“Durante ese tiempo, muchos extranjeros que son liberados no acuden a las audiencias, no cumplen las órdenes de deportación o dificultan que se les ubique y se les expulse”, dijo Trump en el decreto.

( Yahoo Noticias )

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=LaI-k34xnaA&w=560&h=315]

Entrada siguiente

Suben a 83 los muertos en incendio de California y bajan los desaparecido

jue Nov 22 , 2018
 Las autoridades locales informaron hoy del hallazgo de otros dos cuerpos en la zona arrasada por el incendio que inició desde hace dos semanas en California (EE.UU.) y que se […]