Delirio cubano por Panamá: entre falsificaciones y frenazos

A menos de un mes de comenzado el otorgamiento de las llamadas “tarjetas de turista” en la Embajada de Panamá en La Habana, un recurso migratorio que exime de tramitar el visado oficial a algunos cubanos que solo viajarían a realizar compras en el país istmeño, ya se han reportado varios casos de fraude y falsificación de los documentos requeridos en tal proceso.

Tanto a la salida de Cuba como a la entrada en Panamá, se ha intensificado el control de la documentación de quienes viajan haciendo uso de una tarjeta de turista que apenas presenta elementos de seguridad en su diseño, más allá de la acuñación de un código numérico y un sello ordinario muy fáciles de reproducir en cualquier impresora doméstica.

Lo mismo ha sucedido con los carnés de la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT) ‒entre los documentos exigidos por el consulado panameño‒, lo que ha determinado el congelamiento de la entrega de nuevas licencias a “Trabajadores por Cuenta Propia” como solución de emergencia ante el incremento de las solicitudes en los últimos treinta días, algo que muchos no dudan en relacionar, además, con la voluntad gubernamental de apelar a cualquier pretexto para frenar el éxodo de mano de obra hacia el sector no estatal.

No se están otorgando más licencias”, asegura una funcionaria de la ONAT consultada con respecto a los temas de los viajes a Panamá: “Después que se anunció lo de las tarjetas se recibieron miles de solicitudes sobre todo para aquellos oficios cuyos impuestos son menores. Era uno de los requisitos de la embajada panameña que la persona tuviera una licencia de trabajador por cuenta propia (…), eso fue suficiente para que la gente viniera en manifestación. (…) De pronto, como por magia, había cientos de mecanógrafos, repasadores, vendedores de maní”.

Por otra parte, algunos cubanos que han logrado llegar a Panamá bajo el amparo del nuevo procedimiento, dicen sentirse tratados como delincuentes al ingresar a ese destino de viaje donde habrían llegado como “turistas” o, en última instancia, como “gente de negocios”.

Al entrar a Panamá nos separan y nos llevan a una salita aparte donde nos piden todos los documentos, incluso hasta el carné de la ONAT, lo revisan todo, hacen muchas preguntas, nos miran con cara de malos (…). Está bien que te pidan todo lo que quieran, están en su derecho, pero no que nos aparten como si fuésemos narcotraficantes o asesinos buscados por la Interpol, es así como nos miran quienes esperan en la cola y no saben. Somos turistas, y en todo caso hasta gente de negocios (…). Están virando a mucha gente que no tienen bien los papeles”, comenta uno de los viajeros que hizo uso de la nueva tarjeta.

( Cubanet )

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=LaI-k34xnaA&w=560&h=315]

Next Post

OPEP alcanza acuerdo provisional para reducir oferta de petróleo, espera compromiso ruso

Thu Dec 6 , 2018
La OPEP acordó el jueves de manera provisional un recorte de la producción de petróleo, pero esperaba un compromiso de Rusia -que no es miembro del grupo- antes de decidir los volúmenes exactos de una reducción con la que busca apuntalar los precios del crudo, dijeron dos fuentes del grupo. […]