Duterte anima a matar obispos católicos porque los considera “inútiles”

El presidente de Filipinas, un país en el que el 85% de la población se declara católica, declaró sin pudor este miércoles que los obispos son unos “inútiles” y animó a matarlos a todos. Rodrigo Duterte, que dirige con mano de hierro el país asiático desde 2016, declaró: “Esos bastardos no sirven para nada. Lo único que hacen es criticar”. La Conferencia de Obispos Católicos de Filipinas no ha querido entrar al trapo y se ha negado a responder a Duterte: “No queremos añadir más leña al fuego. Cualquier comentario solo exageraría el asunto”, ha indicado este jueves un portavoz de la conferencia episcopal, Jerome Seciliano.

La poderosa Iglesia católica de Filipinas se posicionó contra las medidas de Duterte en su guerra contra las drogas el año pasado. De los 100 millones de habitantes, alrededor de 1,8 millones de filipinos toman drogas, según cifras oficiales. En verano de 2016, Duterte emprendió la Operación Tokhang, una iniciativa para reinsertar a los drogadictos del país que derivó en una estrategia de ejecuciones extrajudiciales de adictos y narcotraficantes. La cifra de muertos superaba en julio de 2017 los 9.400. La jerarquía eclesiástica llegó a calificar la situación del país como “un reino del terror”.

( El Pais )

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=LaI-k34xnaA&w=560&h=315]

Entrada siguiente

En medio de amenaza de huelga, Cuba anuncia arribo de decenas de ómnibus nuevos

vie Dic 7 , 2018
En medio del pulso entre las autoridades y el sector privado que ha dejado a miles de personas en La Habana sin taxis, el ministro del transporte Adel Yzquierdo anunció […]