La liberación de la cúpula de Duarte evidencia las carencias de la lucha anticorrupción en México

Altos cargos del Gobierno de Veracruz durante el mandato de Javier Duarte enfrentarán sus juicios en libertad. En los últimos cuatro días la cúpula política y policial del exgobernador encarcelado ha salido a la calle a pesar de las protestas de la fiscalía, que los considera la cabeza de la estructura de corrupción puesta en marcha por Duarte.

Su caso se suma al de otro grupo de altos funcionarios que han dejado la prisión en los últimos días, como Juan Antonio Nemi Debi, exsecretario particular de Duarte, y Flavino Ríos el gobernador interino que facilitó la huida de Duarte al poner a su disposición un helicóptero para que dejara Veracruz. Ambos abandonaron la prisión y están en calidad de “arresto domiciliario”, con el argumento de que padecen enfermedades que no pueden ser tratadas entre rejas. Georgina Domínguez, su jefa de prensa y operadora mediática, también salió de la cárcel por problemas médicos.

El caso más llamativo es el de Arturo Bermúdez, jefe de la policía durante su Gobierno, acusado entre otros delitos de la desaparición forzada de 15 personas. Bermúdez salió este miércoles de prisión. Días atrás abandonaron la cárcel de Pacho Viejo, Mauricio Audirac, extesorero, y Francisco Valencia, exsecretario de Obras Públicas, ambos acusados de delitos como peculado o tráfico de influencias. Además de ellos, este miércoles, el abogado de Luis Ángel Bravo, fiscal general durante la misma etapa (2010-2016) confirmó a EL PAÍS que su cliente saldrá de prisión en las próximas horas. Bravo está acusado de desaparición forzada.

( El Pais )

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=LaI-k34xnaA&w=560&h=315]

Entrada siguiente

Duterte anima a matar obispos católicos porque los considera “inútiles”

vie Dic 7 , 2018
El presidente de Filipinas, un país en el que el 85% de la población se declara católica, declaró sin pudor este miércoles que los obispos son unos “inútiles” y animó […]