La ANP rechazará financiación de EE.UU. para evitar procesos por terrorismo

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) ha comunicado a la Casa Blanca que no aceptará ayuda financiera, después de que EE.UU. aprobara una ley que podría aumentar la posibilidad de implicar a palestinos en procesos legales por terrorismo en Estados Unidos, confirmó hoy a Efe un portavoz del Ejecutivo.

“Pararemos la ayuda de Estados Unidos a partir de este 31 de enero”, dijo a Efe el portavoz para medios extranjeros del Gobierno palestino, Ahmad Shami.

La decisión palestina, que afectaría principalmente al sector de la seguridad, se basa en la enmienda aprobada en octubre a la Ley Antiterrorista de EE.UU. (Anti-terrorist Clarification Act, ATCA, en sus siglas en inglés) que permite a los ciudadanos estadounidenses demandar a entidades extranjeras que reciben asistencia del país por actos de terrorismo pasados.

Según el diario “Haaretz”, recibir fondos de Washington abriría la puerta a tener que hacer frente a compensaciones millonarias.

La reforma fue impulsada por el Congreso estadounidense, después de que fallaran varias demandas de ciudadanos que habían perdido a algún familiar o allegado en ataques palestinos, principalmente durante la Segunda Intifada (2000-2005), y el Supremo dictaminara que su sistema legal no tiene jurisdicción sobre estos casos, de acuerdo con el periódico.

“La ayuda económica de Estados Unidos a Palestina se ha convertido ahora en una fuerza divisoria por la ATCA” que condicionaría estos fondos a partir de febrero, reza la carta que mandó a finales del año pasado el primer ministro palestino, Rami Hamdala, al secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.

Esta misiva fue difundida este fin de semana por el corresponsal en Jerusalén de la Radio Nacional Pública de EE.UU., Daniel Estrin, y en ella el Ejecutivo palestino informa de que, a partir del 31 de enero, se niega por completo y ya no desea aceptar ninguna forma de asistencia referida en la ATCA”.

Además, considera “desafortunado” que la ATCA “politice” esos asuntos.

La relación entre la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, y los palestinos se ha deteriorado gravemente en los dos últimos años, primero, tras el anuncio de éste de considerar Jerusalén como la capital de Israel y, después, por la decisión del país de retirar sus donaciones a proyectos civiles para palestinos.

La financiación al ámbito de la seguridad no se había visto afectada por estos recortes, ya que Washington sostuvo que esta coordinación entre la ANP e Israel sirve a los intereses de su política exterior, señala “Haaretz”.

( EFE- Yahoo Noticias )

Entrada siguiente

Rusia asegura que no reconocerá la salida unilateral de EEUU del tratado INF

lun Ene 21 , 2019
Rusia advirtió hoy de que no reconocerá la salida unilateral de Estados Unidos del tratado de eliminación de misiles nucleares de corto y medio alcance (INF), el primer acuerdo de […]