Bernie Sanders le reclama a farmacéutica de Coral Gables por cobrar $375,000 por un medicamento

El senador Bernie Sanders ha enviado una carta a Catalyst Pharmaceuticals Inc., de Coral Gables, en que le exige explicar por qué cobra $375,000 por un medicamento para tratar una afección neurológica poco común.

En la carta, dada a conocer el lunes, Sanders pregunta al presidente ejecutivo de Catalyst, Patrick McEnany, cuántos pacientes “van a sufrir o a morir” debido a la decisión de la compañía, calificándola de “no sólo una estafa a los contribuyentes, sino también una explotación moral a los pacientes que necesitan este medicamento”.

La medicina en cuestión, Firdapse (amifampridina), se usa para tratar el síndrome miasténico de Lambert-Eaton, una enfermedad autoinmune que afecta la capacidad del cerebro para enviar señales eléctricas a los músculos. Se calcula que unas 3,000 padecen la enfermedad en Estados Unidos.

“Al fijar un precio tan elevado e interrumpir la producción y distribución de una versión más antigua y menos costosa, usted amenaza el acceso de los pacientes a ese medicamento y entrega a los contribuyentes una factura completamente injustificada”, escribió Sanders.

Catalyst indicó en un comunicado que está trabajando en una respuesta a la carta de Sanders, pero no abordó la denuncia. En el 2015, el New York Times reportó que Catalyst había hecho una presentación a inversionistas en que pronosticó que pudiera ganar entre $300 millones y $900 millones al año con la venta del medicamento, suponiendo que pudiera conseguir un monopolio. McEnany dijo que la compañía ofrecería asistencia financiera a cualquier paciente que no pudiera pagar el medicamento, reportó el diario.

Catalyst anunció el precio del Firdapse en diciembre, poco después que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) indicó que la empresa podía empezar a comercializar el medicamento de manera exclusiva. Anteriormente, algunos estadounidenses que padecen del mal tenían acceso a un tratamiento efectivo pero no aprobado por unos cientos de dólares de laboratorios especializados en medicamentos preparados, o Jacobus, farmacéutica con sede en Nueva Jersey.

Donald Sanders, profesor de Neurología de la Universidad Duke que ha tratado a pacientes con ese mal, ha dicho que la fabricación del medicamento no cuesta mucho y que no entiende cómo Catalyst puede justificar el precio.

El Nuevo Herald

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=ZHIHa75ePKU&w=560&h=315]

Entrada siguiente

Chad tendrá que pagar a Cuba deuda millonaria por la formación de sus médicos

mar Feb 5 , 2019
La República de Chad pagará a Cuba unos $18 millones por el pago de los estudios en la isla de centenares de médicos de ese país de África central. El […]