Uber y Lyft intensifican esfuerzos para alertar sobre conductores falsos

Cada vez que Rachel Orden pide un Uber, la joven de 20 años verifica la placa del vehículo, luego abre la puerta y espera a que el conductor diga su nombre antes de entrar. E incluso así, piensa en un plan B en caso de sentirse incómoda, según publica El Nuevo Herald.

“¿Cómo podría salir? ¿Puedo abrir la puerta? ¿A quién tengo en marcación rápida? ¿Puedo saltar de manera segura si lo necesito? Todo eso me pasa por la cabeza”, dijo Orden, quien generalmente usa este servicio de transporte cuando sale por la noche una vez por semana. La joven universitaria dice que el asesinato el 29 de marzo de Samantha Josephson, estudiante de la Universidad de Carolina del Sur, quien se metió por error en un vehículo que creía que era su Uber, la hizo aún más cautelosa.

“Hay personas que son depredadoras y andan en busca de posibles víctimas”, dijo el portavoz del Departamento de Policía de Chicago, Anthony Guglielmi, quien agregó que los impostores llegan a los bares porque la gente podría estar ebria y no prestar atención.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=ZHIHa75ePKU&w=560&h=315]

Next Post

Ni la ley Helms-Burton es el lobo, ni el gobierno cubano es la caperucita

Sun Apr 7 , 2019
Cuando programas de la Televisión Cubana como La Mesa Redonda y funcionarios del régimen como Ricardo Alarcón y Carlos Fernández de Cossío agitan el fantasma de la Ley Helms-Burton para que los cubanos se asusten y corran a espantarla, sus principales armas son la mentira, la manipulación y sacar provecho de la complejidad […]