Persisten los interrogantes tras los temblores que sufrió Angela Merkel

“Cuando Merkel tiembla, los buitres se arremolinan. Ella puede ignorar sus graznidos. Pero las preguntas sobre su salud son legítimas”, escribe el diario conservador Frankfurter Allgemeine, según publica RFI.

Después de sufrir temblores de pies a cabeza cuando recibió al nuevo presidente ucraniano la semana pasada, la canciller alemana intentó tranquilizar a la opinión pública, asegurando que se encontraba muy bien tras tres vasos de agua. Pero este 27 de junio, Angela Merkel tuvo una nueva crisis de temblores, esta vez menos violenta. Rechazó un vaso de agua que se le estaba entregando, y sus síntomas desaparecieron al desplazarse.

Image result for osaka voa

Su portavoz, Steffen Seibert, buscó de nuevo calmar los ánimos: “La canciller está bien, está volando a Osaka como estaba previsto para el G20″, declaró. Y este viernes, Martina Fietz, portavoz adjunta del Ejecutivo, afirmó en rueda de prensa que las imágenes que se pueden ver de Osaka “muestran a una canciller totalmente activa y sana que cumple con su trabajo y con todos los encuentros agendados”.

Entrada siguiente

Estados Unidos anuncia sanciones contra el hijo de Nicolás Maduro

vie Jun 28 , 2019
Maduro Guerra, que acaba de cumplir 29 años el pasado 21 de junio, es uno de los constituyentistas electos en 2017 y forma parte de esa Asamblea Nacional Constituyente electa […]
blank