Gobierno boliviano intenta pacificar tras dos días violentos

En pleno pico de la crisis social y política que golpea a Bolivia, el gobierno transitorio y grupos movilizados afines al expresidente Evo Morales buscaban abrir negociaciones tras dos jornadas de protestas violentas, según publica AP.

 

El ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, era esperado en la ciudad de Cochabamba, en el centro del país, que vivió dos días de violencia entre fuerzas seguridad del ejército y la policía con cocaleros del Chapare, bastión de Morales.

Hasta ahora, los esfuerzos para declarar una tregua no han dado resultados. Mediadores de Naciones Unidas, la Unión Europea y la Iglesia católica buscan acercar a las partes.

“No vayan a la confrontación hermanos, confíen en la Asamblea Legislativa. Estamos buscando una salida”, dijo con la voz entrecortada Sergio Choque, presidente de los diputados, y quien pertenece a la bancada del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Morales que controla la mayoría.

La presidenta interina Jeanine Áñez no ha logrado frenar la confrontación callejera.

Un polémico decreto suyo que exime de responsabilidad penal a los militares que apoyan las tareas de seguridad interna fue condenado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que además ha señalado que hubo uso desproporcionado de la fuerza pública en contra de manifestantes en Cochabamba.

Escuchar Radio Viva 24




 

Entrada siguiente

El ayatolá Jamenei apoya la subida de impuestos en Irán

dom Nov 17 , 2019
El líder supremo de Irán respaldó el domingo la decisión del gobierno de subir los precios de la gasolina y describió como “vándalos” a los airados manifestantes que han prendido […]