Acusan a Caracas y La Habana de incentivar protestas en Chile

América Latina culmina 2019 estremecida por una ola de protestas que muestran dos variantes principales, según publica el Diario las Américas.

 

La primera, un descontento popular creciente.

En segundo lugar, la denunciada injerencia del comunismo que estaría buscando nuevos espacios frente al descalabro de Cuba y Venezuela, sus dos mayores referentes en la región.

Ecuador, Bolivia, Colombia y Chile han estado sacudidos por revueltas que han dejado ver el rostro violento de comunidades que reclaman mayor atención.

El caso chileno ha sido, sin lugar a duda, el de mayor repercusión y duración.

Las pérdidas económicas en ese país aún son incuantificables durante el último mes y medio de manifestaciones callejeras.

En cuanto a este fenómeno social y político que tiene en jaque el orden público de esa nación sudamericana, el concejal chileno René Barba, quien estuvo en Miami con el propósito de denunciar esta situación en el contexto internacional, afirmó que la izquierda chilena, por sí sola, no hubiera podido organizar esas revueltas “sin la ayuda de la inteligencia de Cuba y Venezuela”.

Barba, miembro del Gobierno de la municipalidad de Lo Barnechea, en Santiago, dijo a DIARIO LAS AMÉRICAS que Caracas y La Habana estarían detrás de las protestas que se iniciaron por un incremento en el costo del transporte.

A su juicio, “nuestra izquierda local no tiene esa capacidad”.

Las palabras del político chileno guardan relación con una declaración reciente del representante especial de Estados Unidos para la crisis en Venezuela, Elliott Abrams, quien indicó que “comienzan a abundar las pruebas de que hay un esfuerzo por parte de los regímenes en Cuba y Venezuela para exacerbar los problemas que está padeciendo Sudamérica”

Ante la pregunta sobre las pretensiones que tendría el castrochavismo en Chile, Barba opinó que “es probable que esté buscando la prosperidad” dado que los regímenes de los Castro y Maduro —aseveró— “necesita recursos y nuestro país tenía un desarrollo que ahora no vemos”. En otras palabras, según dijo, “quieren ordeñar la vaca”.

Entrada siguiente

El primer ministro británico, Boris Johnson, promete reducir la inmigración si gana las elecciones

dom Dic 8 , 2019
El primer ministro británico, Boris Johnson, prometió reducir la inmigración si gana las elecciones del jueves, pero dijo que en general no es hostil a permitir que los extranjeros trabajen […]