El mensaje simple del gobierno de Nicaragua a los inconformes: no se atrevan a protestar

Diana Lacayo nunca imaginó que una huelga de hambre en una iglesia llegara a un sitio de nueve días, según publica el Nuevo Herald.

La Policía rodeó el edificio y les cortaron el agua y la luz.

Pero para las autoridades nicaragüenses, incluso esta modesta protesta era un reto que había que aplastar.

Durante casi dos años, los nicaragüenses se han sublevado contra el control de una familia, los Ortega, acusados de convertir el país en un feudo personal: el presidente no tiene límites de términos, la primera dama es la vicepresidenta y sus hijos ocupan altos cargos en industrias como el gas y la televisión.

Ante el descontento, el gobierno ha echado mano a medidas intransigentes para silenciar a la disidencia.

Resultado de imagen para nicaragua protestas iglesia
Foto; Web, Washington Post

Y a pesar del colapso económico, las sanciones estadounidenses y la migración masiva, el presidente Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, siguen aferrados fuertemente al poder.

Mientras los activistas progubernamentales siembran la violencia en las calles, las voces disidentes son silenciadas con arrestos y agresiones. Golpeados por partidarios del gobierno, los manifestantes a veces regresan a casa de las manifestaciones sin teléfono, incluso sin zapatos.

“Si salgo con una bandera, termino en la cárcel”, dijo Lacayo.

El tenso enfrentamiento aquí en la Iglesia San Miguel Arcángel dejó en claro que ningún lugar es un santuario.

Resultado de imagen para nicaragua protestas iglesia
Foto: Web, NYT

Desesperada porque las escucharan, Lacayo y otras ocho mujeres fueron a la iglesia para determinar si una huelga de hambre podría llevar a la liberación de sus esposos, hermanos e hijos, activistas políticos que languidecen en las prisiones del gobierno.

Cuando todo acabó, 12 personas, entre ellos un sacerdote católico, habían pasado una semana encerrados en la iglesia, rodeados por la policía y casi sin suministros básicos.

Entrada siguiente

Más de 235.000 desplazados por bombardeos durante días de Navidad en Siria

vie Dic 27 , 2019
Más de 235.000 personas huyeron de Idlib, al noroeste de Siria, en las últimas dos semanas, debido a la intensificación de los bombardeos del régimen y de su aliado ruso […]
blank