Nuevo año en Cuba: más mediocridad política, descontento social y economía estatal

La escasa naturalidad y nula capacidad oratoria condena a la casta política cubana a una mediocridad irreversible, según publia el Diario las Américas.

 

No disponen de asesores que les ayuden a dar discursos modernos ni equipos de expertos que les sople al oído estadísticas verídicas.

La nueva camada de estadistas nombrados por decreto tampoco se apoya en las encuestas de opinión de la ciudadanía y no cuentan con la suficiente paciencia para escuchar criterios opuestos.

Entonces tenemos como resultado a un Esteban Lazo, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular- una copia burda de lo que debiera ser un parlamento-, que lee peor que un alumno de sexto grado.

Ministros que redactan con faltas de ortografías y errores de sintaxis y un presidente sudoroso que habla inexpresivamente, dando la sensación de que es un ventrílocuo.

Además, los consejos de Estado y de Ministros debieran contratar licenciados en cultura física para que los dirigentes obesos y fuera de forma pasen por el gimnasio.

Entrada siguiente

Los “rojillos” contra el nuevo gobierno de Bolivia

mié Ene 1 , 2020
 Este lunes, el noticiero de la Televisión Cubana, en su horario estelar de las ocho de la noche, volvió a referirse a los últimos acontecimientos políticos en Bolivia, según publica […]