Deambulantes en Cuba: los dueños de la calle

Los niños que juegan en el parque le han lanzado escupitajos y chorros de agua fría que sacan de un pozo cercano. Gilberto García dice que se llama así, pero no recuerda con exactitud si este año cumple 56 o 57 años, según publica Cubanet.

Su aspecto, no obstante, lo hace ver como un señor mayor.

Está vestido con un pantalón verde olivo y un abrigo roto que le regalaron para cubrirse del frío en etapa del año.

Gilberto sabe que apesta a orina, a grasa, a humo de tabaco, por eso asume que los niños lo atormenten, que le lancen latas vacías para hacerlo enojar.

Apunta que no está loco, que vive en la calle porque se quedó sin techo a causa de un conflicto familiar por la vivienda donde residía.

Gilberto está catalogado a instancias psíquicas y gubernamentales como un habitante de la calle, como una persona con conducta de deambulante.

El parque donde permanece Gilberto está atestado de gatos callejeros que hurgan en la basura en busca de restos de comida.

A menudo, los vecinos del lugar le han visto luchando con los gatos para extraer alguna lata o pedazo de aluminio que le sirva para vender a materias primas.

“Yo no como de la basura”, advierte él, sin embargo.

“Lo que hago es pedir, lo que me puedan dar, y con eso me compro una pizza o una hamburguesa con un refresco”.

“Siempre cae algo a diario.

Yo no molesto a nadie”, recalca.

Santa Clara es una de las ciudades de Cuba con mayor número de personas que viven y duermen en las calles.

Entrada siguiente

Guaidó a la VOA: "Hay una clara vinculación de Maduro con el terrorismo internacional”

jue Ene 9 , 2020
Poco después de ser reelecto presidente de la junta directiva del Parlamento venezolano y ratificarse como presidente interino del país, Juan Guaidó conversó con la Voz de América sobre los siguientes pasos de […]