La miel de isla: el sacrificado oficio que obliga a dormir en medio del río

En las islas del río Uruguay, que separa el país homónimo de Argentina, el zumbido de las abejas es la banda sonora habitual, y la miel “única” que producen estos animales centra la “sacrificada” forma de vida de quienes habitan en sus orillas hasta el punto de tener que dormir allí, según publica EFE.

 

Es el caso de Miguel Sosa, ‘don Miguel’, y su familia, que llevan diez años extrayendo miel de manera artesanal en el pueblo uruguayo de Nuevo Berlín, en el oeste del país.

Desde su pequeña residencia en la villa, don Miguel debe trasladarse en canoa en un viaje de una hora y media hasta una de las islas del río, relata en una conversación con Efe.

 

Allí, en colmenas sobre balsas o en altos de hasta dos metros y medio de altura, les esperan las abejas y la dulce miel que, de forma natural y orgánica, elaboran estos animales.

Desde septiembre, inicios de la primavera austral, y hasta marzo, esta familia vive por y para la miel, en un trabajo que, reconocen, les otorga “satisfacción” pese a ser tan “sacrificado” que incluso les obliga a dormir en la isla, en medio de las aguas del río Uruguay.

Image result for abejas uruguay
Foto: Diario Norte

“Estamos a una hora y media de viaje y no podemos ir y venir todos los días, entonces tenemos que quedarnos. Tenemos una choza allá (en la isla) y nos quedamos”, cuenta Sosa, propietario de Apiarios Don Miguel.

Ya en tierra firme, se saca la miel del panal, se deja reposar, se envasa y se etiqueta de manera artesanal, bote a bote, en una pequeña planta que la familia posee a orillas del río Uruguay.

Image result for abejas uruguay
Foto: Diario Norte

Durante la temporada de recolección de la miel se une a la faena el hijo de don Miguel, Alejandro, que el resto del año trabaja como chófer, pero que siempre se ofrece a “dar una mano” cuando es preciso porque lo ha vivido “desde la infancia”, cuenta orgulloso.

Más de 200 especies de aves, 30 de mamíferos, 14 de reptiles, 8 de anfibios y una gran cantidad de mariposas, así como de abejas, conviven en el Parque Nacional de Esteros de Farrapo e Islas del Río Uruguay, donde la familia Sosa tiene sus colmenas.

Entrada siguiente

Bolivia detuvo a una mujer que viajaba a la Argentina con US$ 100 mil sin declarar: "Era para financiar a Evo Morales"

vie Ene 10 , 2020
Luego de que ayer las autoridades de Bolivia detuvieran en el aeropuerto de El Alto a una mujer que iba a tomar un vuelo a Buenos Aires y que llevaba […]
blank