EE.UU. quiere instalar misiles Patriot en sus bases en Irak

Por extraño que parezca, después de que el Parlamento iraquí votara la expulsión de las tropas estadounidenses del país, Washington ha pedido a Bagdad que autorice la instalación de misiles antiaéreos Patriot en sus bases, las mismas que fueron atacadas por Irán el 8 de enero, cinco días después del asesinato, con un dron, del general iraní Qasem Soleimani y el número dos de las Fuerzas de Movilización Popular -las milicias chiíes de Irak-, Abu Mahdi al Muhandis, publica la Vanguardia.

 

Así lo ha dicho el jefe del Pentágono, Mark Esper, señalando que desconoce el motivo por el cual el Gobierno iraquí se ha negado hasta ahora.

“Es un asunto en el que tenemos que trabajar”, dijo. Con una mayoría parlamentaria totalmente crítica con la presencia norteamericana, lo raro sería precisamente que Bagdad aceptara…

La instalación de los misiles en las bases atacadas por Irán en Ayn al Asad, al oeste de la capital, y en Erbil, en el Kurdistán iraquí, implica además la llegada de más militares estadounidenses. El contingente actual ronda los 5.000.

Hasta el momento, EE.UU. no había planteado llevar misiles antiaéreos a Irak, al no considerar que sus bases pudieran sufrir un ataque como el que lanzó Irán como represalia por el asesinato de Soleimani y Al Muhandis.

Here’s why Patriot missile defense systems aren’t in Iraq yet

Sí, en cambio, las bases han sido hostigadas en repetidas ocasiones con cohetes y morteros por las milicias chiíes iraquíes dependientes de Teherán, ataques cuyas víctimas siempre han sido iraquíes (las bases son compartidas con personal militar y civil local).

Además, se trataba de no generar mayor tensión con Irán, ya que las tropas estadounidenses y las milicias, cuyo jefe máximo era Qasem Soleimani, han compartido desde el 2014 el objetivo de liquidar al Estado Islámico.

Imagen por satélite de la base aérea de Ayn al Asad, en Irak, con los blancos alcanzados por los misiles iraníes el 8 de enero
Imagen por satélite de la base aérea de Ayn al Asad, en Irak, con los blancos alcanzados por los misiles iraníes el 8 de enero (Planet / EFE)

Precisamente el jueves circularon versiones contradictorias en torno a si las fuerzas de la coalición internacional contra el Estado Islámico reemprendían sus misiones o no.

Éstas quedaron suspendidas con el asesinato de Soleimani. Según The Bagdad Post, diez días después de la votación -no vinculante- en el Parlamento iraquí contra la presencia norteamericana, EE.UU. reemprendió “algunas acciones ofensivas” contra los yihadistas.

El pasado jueves, un tuit oficial de la Seguridad iraquí anunciaba que “dada la continuación de las actividades de terroristas del Daesh -el Estado Islámico- en varias zonas de Irak, y para aprovechar el tiempo hasta que se establezcan nuevas relaciones entre nuestras fuerzas y la Coalición Global, se ha decidido llevar a cabo acciones conjuntas que faciliten el trabajo de nuestras fuerzas en el campo del apoyo aéreo, en función de sus necesidades”.

Este tuit fue, sin embargo, borrado, y quedó desmentido por el portavoz del primer ministro en funciones, Adil Abdul Mahdi.

La coalición ha dado, por bueno un comunicado posterior en el mismo sentido.

Next Post

Guaidó: Vamos a detener la injerencia cubana en Venezuela

Fri Jan 31 , 2020
El presidente encargado de Venezuela Juan Guaidó afirmó que su gobierno pondrá fin a la “injerencia cubana” en la nación sudamericana y reiteró sus denuncias sobre la presencia de funcionarios cubanos en su país, a través del llamado G2, según publica el Diario las Américas. “Vamos a detener la injerencia cubana en Venezuela, seguimos firmes en […]