Las pandillas salvadoreñas se repliegan ante la acción de policías y militares

Las violentas pandillas que siembran el terror en El Salvador están en repliegue ante los operativos policiales y militares que los persiguen sin tregua y han provocado una disminución de sus enfrentamientos y homicidios, estimaron analistas,  publica RFI.

 

“Es llamativo el repliegue simultáneo que hay de varios actores de la violencia” y hay señales de que hubo “un acuerdo entre las principales pandillas”: Barrio 18, con sus facciones Sureños y Revolucionarios, y la Mara Salvatrucha (MS-13), dice Jannette Aguilar, una investigadora de la Universidad Centroamericana (UCA) que lleva más de dos décadas estudiando las pandillas.

“Algo está pasando hacia adentro de las pandillas que está haciendo que estén bajando sus niveles de violencia”, dice Carlos Carcach, investigador de la Escuela Superior de Economía y N

Image result for pandillas m13
Foto: la Prensa

Las pandillas salvadoreñas tienen unos 70.000 miembros –de los cuales más de 17.000 están encarcelados– y se dedican a la extorsión, el narcotráfico y otros delitos.

El país, cuya población es de casi 6,5 millones de personas, es uno de los Estados sin guerra más violentos del mundo, con un promedio anual de 35,6 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2019.

La disminución de homicidios “es una tendencia” que se viene marcando desde 2016, explica Aguilar.

Enero de 2020 terminó con 119 homicidios y se convirtió en el mes “con menos homicidios, desde la guerra civil”, que concluyó el 16 de enero de 1992, aseguró recientemente el presidente salvadoreño, Nayib Bukele.

Image result for gel salvador buckele
Nayib Bukele

El mandatario de 38 años ha alcanzado altos índices de popularidad en gran parte por su política de seguridad, que ha propiciado una reducción en la percepción de la criminalidad.

Una encuesta de la UCA consignó en enero que 63,1% de los salvadoreños cree que la delincuencia en el país disminuyó en 2019, frente al 6,9% que cree que aumentó y 30% percibe que sigue igual.

Cuando Bukele asumió el poder el 1 de junio pasado, las pandillas intensificaron sus acciones delictivas, al parecer para forzar al gobierno a hacerles concesiones como facilitar las condiciones de detención de los cabecillas presos, según analistas.

Entrada siguiente

“Macabros” delitos tras la fiebre del oro en Venezuela

vie Feb 7 , 2020
El director para las Américas, de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, en entrevista con Venezuela 360 denunció las condiciones de explotación existentes en las minas ilegales de oro de Venezuela, controladas […]
blank