Carne de murciélago sigue siendo popular en zonas de Indonesia, pese a miedo al coronavirus

La carne de murciélago sigue siendo popular en algunas partes de Indonesia, pese a estudios que sugieren que el coronavirus que se identificó en China podría haberse originado en esos animales antes de transmitirse a los humanos, publica Reuters.

En el pueblo de Minahasan, en la región de Sulawesi, se consugeme el mamífero alado en un plato llamado Paniki, que es parecido al curry.

Se usan todas las partes del animal, incluyendo la cabeza y las alas.

“El (coronavirus) no ha afectado las ventas”, comenta el vendedor de murciélagos Stenly Timbuleng en su puesto en Tomohon, al sur de la capital provincial de Manado.

Gráfico con lo que se sabe hasta el momento (y lo que no) sobre el mortal coronavirus (AFP | Alain BOMMENEL)

“De hecho (…) siempre se agotan”.

En un día promedio, Timbuleng vende de 50 a 60 unidades y durante los períodos festivos la cifra puede dispararse hasta 600.

“Los murciélagos son la proteína indígena favorita, particularmente en el norte de Sulawesi”, dijo a Reuters William W. Wongso, experto culinario indonesio y autor de varios libros de cocina.

“Mi parte favorita son las alas”.

Las glándulas de las axilas y el cuello se eliminan para eliminar el mal olor.

Luego se pasa por la parrilla o por fuego para eliminar el pelo antes de trozarlo y cocinarlo en un guiso de hierbas, especias y leche de coco.

Carne de murciélago sigue siendo popular en zonas de Indonesia, pese a miedo al coronavirus

Se cree que el coronavirus se originó en un mercado de alimentos en la ciudad china de Wuhan que vendía ilegalmente animales salvajes.

Expertos en salud piensan que puede haberse originado en murciélagos y luego pasado a los humanos, posiblemente a través de otra especie.

Next Post

El excandidato de Guatemala Estrada, condenado a 15 años de prisión en N.York

Tue Feb 11 , 2020
Un juez de Nueva York ha condenado este martes a Mario Amílcar Estrada, exdiputado y excandidato a la Presidencia de Guatemala, a 15 años de prisión y 4 años en […]
blank