“No hay funerales”: La muerte en cuarentena no deja lugar para el duelo

 

Abatido por el coronavirus a los 83 años, la larga vida de Alfredo Visioli terminó con una breve ceremonia en un cementerio cerca de Cremona, su ciudad natal en el norte de Italia, publica Reuters.

“Lo enterraron así, sin funeral, sin sus seres queridos, con solo una bendición del sacerdote”, dijo su nieta Marta Manfredi, que no pudo asistir. Como la mayor parte de Italia, la familia del anciano está confinada en casa.

“Cuando todo esto termine”, promete, “le daremos un verdadero funeral”.

En todas partes donde ha llegado el coronavirus, independientemente de las culturas y las religiones, los tradicionales rituales para honrar a los muertos y consolar a los afligidos han sido anulados total o parcialmente por miedo a la propagación del contagio.

El virus, que ha matado a casi 9.000 personas en todo el mundo, está reconfigurando muchos aspectos de la muerte, desde las cuestiones prácticas de la gestión de los cuerpos infectados hasta la atención de las necesidades espirituales y emocionales de los vivos.

"No hay funerales": La muerte en cuarentena no deja lugar para el duelo

En Irlanda, las autoridades sanitarias aconsejan a los trabajadores de las funerarias que pongan mascarillas en los cadáveres para eliminar incluso el mínimo riesgo de infección. En Italia, una empresa funeraria está usando enlaces de video en la web para permitir a las familias en cuarentena ver la bendición del sacerdote al difunto.

En Corea del Sur, el temor al virus ha causado tal disminución en el número de dolientes que las empresas funerarias están peleando por la supervivencia del negocio.

Hay poco tiempo para ceremonias en ciudades muy afectadas como Bérgamo, al noreste de Milán, donde las morgues están llenas y el crematorio funciona las veinticuatro horas del día, según Giacomo Angeloni, responsable municipal a cargo de los cementerios.

Bérgamo, donde viven unas 120.000 personas, ha estado lidiando con un número de muertos 5 o 6 veces superior al tiempos normales, dijo.

Italia ha registrado casi 3.000 muertes por COVID-19, el número más alto fuera de China, donde surgió el virus por primera vez. El ejército italiano envió 50 soldados y 15 camiones a Bérgamo el miércoles para llevar cuerpos a provincias menos abrumadas.

Entrada siguiente

En Irán, cada 10 minutos muere una persona por coronavirus, dice funcionario de salud

jue Mar 19 , 2020
La epidemia de coronavirus mata a una persona cada 10 minutos en Irán, dijo el jueves un portavoz del Ministerio de Salud, luego de que la cifra de fallecidos por […]
blank