¿Por qué no son confiables las cifras oficiales de coronavirus en Cuba?

 

Mientras el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel declaraba el viernes, citando la experiencia de otros países, que el número real de contagios es mayor de lo que dicen las cifras oficiales, profesionales de la salud cubanos criticaban a La Habana por la forma en que ha contabilizado los casos de contagio con el coronavirus, publica Radio TV Martí.

Relacionar las medidas tomadas para evitar la propagación de la enfermedad con el concepto de “transmisión comunitaria” fue un error de ese gobierno, le dijo en Miami al periodista de Radio Televisión Martí Amado Gil el médico cubano Manrique Iriarte.

“El concepto de lo que en epidemiología se llama transmisión comunitaria es válido al inicio de una potencial epidemia”, porque se recomienda identificar el punto de entrada del virus y proceder al aislamiento.

“Pero al nivel de pandemia que hay ya, el hecho de que exista transmisión comunitaria en Cuba es algo obvio, y [la vía de transmisión] es absolutamente irrelevante, si es de cubano a cubano o no, porque de que eso existe allí existe, porque existe en todas partes del mundo”, dijo el Dr. Iriarte.

Aun cuando mantuvo hasta el fin de semana un turismo abierto, a menudo procedente de países con alta incidencia del Covid-19, el gobierno de Díaz-Canel insistía en contabilizar los casos siempre en función de los enfermos extranjeros, obviando la posibilidad de la transmisión autóctona, le dijo desde Santiago de Cuba a Amado Gil el Dr. Roberto Serrano.

“Porque hay bastante contacto, en el orden de los miles; contacto de cubanos con extranjeros […] que ya más que sospechosos son confirmados, pero ellos estaban esperando que exista esa llamada transmisión en cadena, o sea, de cubano a cubano”, comentó el Dr. Serrano.

El cierre de las escuelas y todas las medidas anunciadas el martes por el gobierno de Díaz-Canel debían haberse tomado antes. “Debía haberse hecho semanas antes”, aseguró el médico santiaguero.

Como si hubiera despertado a la verdad de un día para el otro, el gobernante abrió el programa Mesa Redonda del viernes hablando de la “transmisión silenciosa” para justificar un error evidente.

                             

“Está el tema de los pacientes asintomáticos, que tienen una alta incidencia en la explosión de casos, porque hay personas con síntomas leves o sin síntomas, que no son detectadas por los sistemas de vigilancia en cualquier lugar del mundo, y no es un caso de Cuba”, dijo entonces Díaz-Canel.

Se refirió también a “estadísticas en el mundo”, sin plantear un caso específico, según las cuales dos de cada tres contagios han sido causados por personas que no presentaron síntomas, y “esto marca que hoy la mayor parte de los contagios no están asociados a los que presentan síntomas”, como si fuera un avance silencioso, no visible de la enfermedad.

Lo que vino después podría ser la anticipación de un nuevo brote, pero no de este u otro virus, sino de la información escamoteada por el propio gobierno.

Next Post

El virus amenaza a latinos y afroamericanos de EEUU, dos comunidades cortejadas por Trump

mié Mar 25 , 2020
  Las dificultades financieras causadas por el brote de coronavirus podrían ser particularmente duras para los afroamericanos y los latinos de Estados Unidos, echando por tierra las promesas económicas con las que el presidente Donald Trump había intentado acercarse a estos colectivos electorales clave de cara a los comicios presidenciales […]