Los pasajeros de ambos barcos desembarcaron a mediados de marzo y regresaron a sus países en vuelos charter desde Guadalupe y Martinica.

Tres pasajeros y tres miembros de la tripulación del Favolosa, que también desembarcaron, arrojaron positivo, según la compañía.

Todavía hay 1,009 tripulantes a bordo del Favolosa.

Un pasajero y un tripulante del Magica, que también dejaron el barco, dieron positivo al virus, de acuerdo con la compañía.

En la actualidad, hay 930 tripulantes a bordo del Magica.

 

Las autoridades de Guadalupe y Martinica no permiten que los cruceros se queden. El miércoles, los barcos navegaron en círculo cerca de Antilla, Cuba, con la esperanza de atracar allí y poder repatriar a los tripulantes.

La compañía no respondió a una solicitud que se le hizo para saber porqué el plan no se materializó. Todos los otros puertos del Caribe han rechazado a los barcos.

Andria Muniz-Amador, portavoz del puerto del Condado Miami-Dade, dijo que no tenía ninguna información acerca de si los barcos atracarían en Miami, y agregó que las preguntas debían remitirse a la compañía de cruceros y al Servicio Guardacostas.

“El Servicio Guardacostas está monitoreando la situación de ambas embarcaciones, y está trabajando con las autoridades federales y estatales, así como con los directivos del puerto para prestarle ayuda a cualquier miembro de la tripulación que necesite atención médica”, dijo un portavoz del Servicio Guardacostas.