¿Cómo funciona y a qué se enfrenta el servicio de entregas a domicilio en cuarentena?

Eduardo Pereira es repartidor de Amazon en en el área de la Bahía de San Francisco: “Somos personal esencial”, es la primera frase que Eduardo Pereira, repartidor de Amazon le dice a Voz de América cuando habla de su trabajo.

Pereira es parte de toda una flota de empleados en San Francisco que están exentos de la cuarentena obligatoria, que desde inicios de esta semana forma parte de la vida cotidiana de la mayoría.

Después de que el gobernador de California Gavin Newsom y otros seis condados alrededor de la ciudad aprobaron una orden de aislamiento en casa, mejor conocida como “Shelter in Place”, el trabajo para héroes invisibles como Pereira se ha extendido a 10 horas o más, los 7 días de la semana, para que aquellos que no pueden salir tengan en la puerta de su casa los productos de primera necesidad.

Armado con su uniforme azul y celeste, con una mascarilla y guantes este miembro de la flota de Amazon recorre las calles desiertas del condado de Marin, desde el alba hasta el ocaso.

Pereira cuenta que su jornada resulta agotadora pero que sabe que en este momento es esencial para muchos, también dice sin tapujos que está asustado, pero que la renta no se paga sola y que su familia tiene que comer.

Los pedidos a domicilio aumentan día a día por la pandemia del COVID-19 [Foto: Lenny Castro, VOA]
Los pedidos a domicilio aumentan día a día por la pandemia del COVID-19 [Foto: Lenny Castro, VOA]

“A todos creo que nos tiene atemorizados esto, pero hay que salir a ganarse el pan. Gracias a Dios somos catalogados como personal esencial, la empresa nos ha emitido una carta que lo comprueba para hacer las entregas”, dijo Pereira a VOA.

El cambio en los servicios de entrega a domicilio ha sido vertiginoso y la emergencia sanitaria ha saturado el mercado de pedidos y ha abierto una ventana de empleos para muchos, pero también los ha dejado vulnerables a contagiarse con el COVID-19.

Pereira cuenta que al interior de su empresa muchas cosas han cambiado: “Las reuniones de la mañana se hacen respetando el distanciamiento social, nos han dado guantes y mascarillas y a la asignación se le ha sumado el hecho que después de cada jornada hay que limpiar el vehículo que se ha usado con toallas desinfectantes. También nos pidieron evitar el contacto con los clientes y dejar siempre los paquetes en la puerta, ya no se entrega nada en mano”.

Entrada siguiente

Reino Unido usará bomberos para entregar alimentos y recoger cadáveres en crisis del coronavirus

vie Mar 27 , 2020
 Reino Unido recurrirá a los bomberos para que ayuden a repartir alimentos, retirar cadáveres y conducir ambulancias mientras se prepara para el inminente pico del brote de coronavirus que ya […]
blank