La adolescente francesa muerta de Covid-19 no sufría patologías previas

La muerte de una adolescente de 16 años, Julie A., víctima del Covid-19, ha creado inquietud en Francia porque demuestra que los jóvenes no están a salvo de desarrollar formas graves de la enfermedad, publica la Vanguardia.

 

Según su familia, Julie no sufría patologías previas que hicieran temer que fuera una persona de riesgo.

Al contrario, la chica practicaba danza y gimnasia.

Image
Julie A. Foto: Twitter @Elena08514871

La joven paciente fue hospitalizada en Longjumeau, en el departamento de Essonne, al sur de París, por problemas respiratorios.

Cuando su estado se agravó, la transfirieron al hospital parisino Necker, donde falleció en la noche del martes al miércoles, según el diario Le Parisien.

Tal como explicó la madre de la adolescente, los primeros síntomas se limitaron a una tos a la que no dieron demasiada importancia.

Foto: el Mundoes.

Para aliviarla, la trataron con un jarabe, infusiones de hierbas e inhalaciones.

Fue durante el pasado fin de semana cuando las cosas comenzaron a complicarse.

Se produjo la circunstancia de que los tests de Covid-19 a que fue sometida Julie A. ofrecieron resultados contradictorios.

Primero la prueba dio negativo pero después fue al revés.

Esa confusión pudo ser fatal a la hora del tratamiento.

 Es la persona más joven muerta en Francia por la pandemia.

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: