Coalición internacional abandona otra base en territorio iraquí

 

La coalición militar internacional encabezada por Estados Unidos se retiró este domingo (29.03.2020) de la base aérea K1, ubicada en el norte de Irak, la misma que fue objeto de un ataque con cohetes el pasado 27 de diciembre, donde perdió la vida un contratista estadounidense, acción que desencadenó una escalada que elevó la tensión en toda la región, publica la cadena DW.

El mando del recinto fue entregado a las tropas iraquíes.

Se trata de la tercera base que es abandonada en dos semanas por las fuerzas que combaten al Estado Islámico.

Estos movimientos se enmarcan en un plan para reubicar a las fuerzas aliadas y que no tiene relación alguna con la pandemia del coronavirus ni con los últimos ataques recibidos en las bases donde hay presencia militar extranjera.

“K1 ha servido de ubicación crítica para la coalición, las fuerzas de seguridad iraquíes y los servicios antiterroristas en la lucha para encontrar y destruir refugios del EI en las difíciles montañas de Harim”, dijo el director de Mantenimiento, general de brigada Vincent Barker, según un comunicado de la alianza.

El movimiento fue coordinado hace semanas con el gobierno de Bagdad.

Según datos dados a conocer esta jornada, junto con la base pasaron a control de las fuerzas armadas iraquíes equipamientos por un costo de, al menos, un millón de dólares.

En el lugar permanecían 300 soldados, que desde 2017 usaban la base para desplegar operaciones contra el Estado Islámico en las zonas montañosas cercanas.

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: