EEUU envía buques a operación antidroga frente a Venezuela

El anuncio del Presidente fue un descanso de la sesión informativa diaria de la Casa Blanca para discutir la pandemia del coronavirus, que ha dejado a gran parte del país encerrado y que el gobierno advierte que podría causar entre 100.000 y 240.000 muertes, publica el Diario las Américas.

“El pueblo venezolano sigue sufriendo enormemente debido a Maduro y su control criminal sobre el país, y los narcotraficantes se están apoderando de esta anarquía”, dijo el secretario de Defensa, Mark Esper, después del anuncio del Presidente.

La misión consiste en enviar más buques de guerra de la Armada, aviones de vigilancia y equipos de fuerzas especiales para casi duplicar la capacidad antinarcóticos de los Estados Unidos en el hemisferio occidental, con fuerzas que operan tanto en el Caribe como en el Pacífico oriental.

Esper dijo que la misión contaría con el apoyo de 22 naciones amigas.

“A medida que los gobiernos y las naciones se centran en el coronavirus existe una creciente amenaza de que los cárteles, criminales, terroristas y otros actores malignos intentarán explotar la situación para su propio beneficio”, dijo Trump. “No debemos dejar que eso suceda.”

La misión reforzada ha adquirido mayor urgencia tras la acusación de la semana pasada contra Maduro y miembros de su círculo íntimo y militar.

Se les acusa de liderar una conspiración narcoterrorista responsable de contrabando de hasta 250 toneladas métricas de cocaína al año en los EEUU, aproximadamente la mitad de ella por mar.

“Si me acaban de acusar de narcotráfico por los Estados Unidos, con una recompensa de 15 millones de dólares por mi captura, tener a la Marina de los EEUU realizando operaciones antidrogas frente a mi costa sería algo de lo que me preocuparía”, dijo el senador republicano de Florida Marco Rubio, quien ha estado entre los que piden una postura más dura contra el régimen.

Fotografía del 16 de marzo de 2020 del dictador venezolano Nicolás Maduro, a quien EEUU acusa de narcoterrorismo.

Fotografía del 16 de marzo de 2020 del dictador venezolano Nicolás Maduro, a quien EEUU acusa de narcoterrorismo.

El anuncio también llega mientras el dictador venezolano incrementa sus ataques al opositor Juan Guaidó, quien cuenta con el apoyo de Estados Unidos.

El principal fiscal del régimen chavista le ordenó a Guaidó que testifique el jueves, parte de la investigación de un presunto intento de golpe de Estado.

El presidente del Parlamento y a quien casi 60 países consideran presidente de Venezuela, anunció que no se presentará ante la justicia del régimen, lo que ha creado preocupaciones en EEUU de que sea arrestado. Washington ha insistido en que no tolerará ningún daño a Guaidó.

“No importa cuál sea su ideología, cualquier medida para intentar restaurar la democracia en Venezuela requiere primero reconocer la naturaleza criminal del régimen de Maduro y tomar acciones que lleven al régimen a una negociación”, dijo Raúl Gallegos, director para la región andina de Control Risks, un grupo de consultores.

Maduro ha fustigado la decisión del gobierno de Trump de ofrecer una recompensa de 15 millones de dólares por su arresto, diciendo que es obra de un “vaquero racista” que busca dar a EEUU control de las vastas reservas petroleras de Venezuela, las más grandes del mundo.

También resalta que la gran mayoría de la cocaína sale de Sudamérica a través de Colombia, un firme aliado estadounidense.

Otros han criticado un plan de Estados Unidos, que el secretario de Estado Mike Pompeo presentó el martes, de crear un consejo de cinco miembros sin Maduro ni Guaidó para gobernar el país hasta que puedan realizarse elecciones dentro de un año.

Aunque se trata del primer intento de Estados Unidos en varios meses por buscar una solución negociada al estancamiento en Venezuela, al darse poco después del anuncio de cargos formales, muchos aseguran que tiene poca esperanza de tener éxito y posiblemente aleje aún más a Maduro de la mesa de negociaciones.

El gobierno de Trump ha insistido desde hace tiempo que todas las opciones para sacar a Maduro del poder en Venezuela están sobre la mesa, incluyendo las militares.

Aun así, no hubo ni hay indicios de que se esté planeando una invasión.

En lugar de ello, el envío de navíos coincide con un persistente llamado del Comando Sur de las fuerzas armadas estadounidenses por recursos adicionales para combatir el tráfico de drogas y otras amenazas a la seguridad en el hemisferio.

Next Post

México permite desembarcar a 46 británicos de un crucero

mié Abr 1 , 2020
  México permitió a 46 ciudadanos británicos desembarcar de un crucero anclado frente a su costa caribeña para que regresaran en avión a su país y la operadora del barco, a cambio, pagó el vuelo de 141 mexicanos que quedaron varados en Inglaterra debido a las restricciones de viaje por […]