El sur de la Florida se prepara con morgues móviles, aunque los hospitales no reportan problemas

A diferencia de lo que está pasando en otras partes del país, las muertes provocadas por el coronavirus no están abrumando a la comunidad médica del sur de la Florida, pero las autoridades de salud se preparan adquiriendo rastras refrigeradas para usarlas como morgues móviles, en caso que haga falta, publica el Nuevo Herald.

Tras conocer lo que ha sucedido en Nueva York en medio de la catástrofe del COVID-19, el Sistema de Salud del Jackson ya ha cuenta con rastras refrigeradas “como precaución”.

El gobierno federal tiene planeado tener listas algunas en el estacionamiento del Hospital de Veteranos de Miami.

“Estamos también pensando en la seguridad de nuestros empleados”, dijo Darren Caprara, director de operaciones de la Oficina del Médico Forense de Miami-Dade.

Las rastras refrigeradas, donde se pueden guardar entre 20 y 30 cadáveres, estarán listas para fines de esta semana, dijo Caprara.

Aunque el coronavirus se está propagando por todo el país, de cualquier modo la visión de morgues móviles es algo que podría resultar aterrador para el público.

Al contar con rastras refrigeradas móviles, las autoridades esperan poder evitar lo que ocurrió en Italia, donde el número de muertes eran tan abrumador que los ataúdes se debieron amontonar en cementerios y en iglesias.

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: