Se descifra parte del misterio del coronavirus

 

“Coronavirus”, una palabra desconocida para muchos hace sólo tres meses, forma parte ahora de la vida de miles de millones, que aprenden cada día un poco más sobre esta enfermedad combatida por los médicos de todo el mundo, publica AFP.

 

La gravedad de la covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, aumenta con la edad, como lo han demostrado diferentes estudios.

El último, publicado el 31 de marzo en la revista médica británica The Lancet, muestra que la enfermedad es en promedio mucho más peligrosa para las personas mayores de 60 años, con una tasa de mortalidad del 6,4%, que se duplica (13,4%) para los mayores de 80 años contra el 0,32% en los menores de 60 años, según un estudio basado en cientos de casos chinos observados en febrero.

El trabajo demuestra que la proporción de pacientes que requieren hospitalización se incrementa bruscamente con la edad: 0,04% para la franja de 10 a 19 años, 4,3% en la de 40 a 49 años, 11,8% entre de 60 y 69 y 18,4% para mayores de 80 años.

Además de la edad, tener una enfermedad crónica (insuficiencia respiratoria, enfermedad cardíaca, antecedentes de accidente cerebrovascular, cáncer …) es un factor de riesgo.

En un informe reciente sobre 10.000 muertos, el Instituto Superior de Salud (ISS) italiano identificó patologías comunes en los fallecidos. Las más frecuentes son hipertensión (73,5% de los casos), diabetes (31%) o cardiopatía isquémica (una afección cardíaca grave, 27%).

AFP/Archivos / Miguel MedinaUn hombre llega en ambulancia a la zona de pre-triaje del hospital de Cremona, en el norte de Italia, el 4 de marzo de 2020

Por último, según un análisis publicado el 24 de febrero por investigadores chinos en la revista médica estadounidense Jama, la enfermedad es benigna en el 80,9% de los casos, “grave” en el 13,8% y “crítica” en el 4,7%.

Si se relaciona el número de muertos en el mundo con la cantidad de casos registrados oficialmente, el COVID-19 mata al 5% de los pacientes.

Pero la supuesta tasa de mortalidad debe tomarse con precaución ya que no está claro cuántas personas realmente han sido infectadas.

Como muchos pacientes desarrollan pocos síntomas o ninguno, es probable que el número de casos detectados sea mayor, lo que reduciría la tasa de defunciones.

Además, los países tienen políticas de tests muy diferentes y algunos no hacen pruebas sistemáticas a todos los casos sospechosos.

AFP / John SaekiGráfico que muestra los métodos de test para la epidemia del nuevo coronavirus

En realidad, si se toma una estimación de casos no detectados, “probablemente da una tasa de mortalidad de alrededor del 1%”, o “10 veces más que la gripe estacional”, explicó hace unas semanas el estadounidense Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas, ante el Congreso.

El estudio publicado en The Lancet estimó en 1,38% la proporción de muertos entre los casos confirmados.

Next Post

Piden renuncia de Dr.Tedros al frente de la OMS por el manejo de la pandemia

mar Abr 7 , 2020
El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y antes canciller y ministro de sanidad de Etiopía, es por estos días una figura controversial, publica RadioTV Martí. Antes cuestionado por el nombramiento de Robert Mugabe como embajador de buena voluntad de la OMS y por sus elogios […]