El Rotterdam se va de EE.UU. con pasajeros no repatriados incluidos argentinos

El crucero Rotterdam, que ayudó a aliviar la situación en el Zaandam, un barco de Holland America Line donde en pleno viaje murieron 4 pasajeros y se registró un brote de COVID-19, partió este viernes de Port Everglades (Florida) con un grupo de pasajeros a bordo que no han sido repatriados, publica EFE.

Este jueves los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) de EE.UU. emitieron una extensión de la orden de no navegar para “todos los cruceros” con base en el país.

Varias pasajeros del Rotterdam que pidieron no ser identificados por su nombre dijeron a Efe por teléfono que desconocen oficialmente su destino, aunque se ha hablado de Bahamas, y que el capitán del crucero prometió informarles a lo largo del día.

El barco, que llegó a Port Everglades el 2 de abril junto con el Zaandam, partió de noche cuando los pasajeros dormían, según relataron.

Entre los pasajeros a bordo hay una decena de argentinos que no fueron repatriados en un vuelo chárter en el que este jueves partieron los ciudadanos uruguayos que habían a bordo del Rotterdam, a pesar de que lo habían pedido e incluso algunos llegaron a desembarcar para emprender el viaje, dijo la fuente a Efe.

Los cruceros de Holland America desembarcan en Florida

Los cruceros Zaandam y Rotterdam, con más de 2.500 personas a bordo entre los dos, llegaron el jueves 2 a Port Everglades (Florida), después de que el plan presentado por la compañía propiedad del grupo Carnival fuera aprobado por las autoridades, que en principio eran reacias a acogerlos por el riesgo de contagio.

Pasajeros de los cruceros Zaandam y Rotterdam descienden en ...

Las personas más enfermas a bordo fueron desembarcadas y llevadas a hospitales locales y los pasajeros sanos empezaron a ser trasladados directamente a aviones fletados para trasladarlos a sus hogares desde aeropuertos cercanos al puerto.

El 4 de abril todos los pasajeros que quedaban en el Zaandam fueron trasladados al Rotterdam y el primero de los dos barcos zarpó de Port Everglades para ser limpiado, desinfectado y puesto en cuarentena, según la compañía.

Ahora lo hizo el Rotterdam, que a fines de marzo fue enviado en ayuda del Zaandam cuando este crucero se encontraba en aguas panameñas para repartirse a los pasajeros entre los dos.

Holland America Line indicó el 8 de abril que a bordo del Rotterdam quedaban 53 personas, entre pasajeros y tripulantes.

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: