CUBA: UN MUERTO EN LA CALLE EN LA OLA DE CORONAVIRUS

En medio del avance de la pandemia del Covid-19, un cubano falleció en una calle de Pinar del Río, denunció el joven Emanuel Jesús, presidente de su CDR, y criticó la pasividad de las autoridades, publica  Cubaneate.

Una persona que se encontraba vagabunda en las calles, aunque tiene su domicilio, una persona desamparada que no tiene familia”, explicó en una directa realizada en Facebook.

En la transmisión en vivo, Emanuel Jesús precisó que el fallecido era vecino de la calle Osmani Arenado, en la ciudad de Pinar del Río, y añadió que en la tarde del domingo se desmayó, al parecer por “un ataque de hipoglicemia”.

El joven dijo que entonces intentó contactar con las autoridades, pero “nadie, ni el Gobierno, ni la Policía, ni la delegada, nadie me apoyó en esta situación”, aseguró.

“A duras penas”, logró comunicar con trabajadores del hospital Abel Santamaría, quienes diagnosticaron presión alta y síntomas de hipoglicemia.

“Se encontraba en un estado bastante crítico”, afirmó.

Una doctora intentó llevarse al vagabundo al policlínico Pedro Borrás, pero este se negó.

Emanuel Jesús acudió a la Policía, que se llevó al hombre al centro de salud.

Al cabo aproximadamente cuatro horas, Emanuel Jesús recibió la noticia de que había un cadáver tendido en la calle Isabel la Católica.

Se trataba del hombre que poco antes él había acompañado al hospital.

“Corrí casi tres kilómetros para llegar hasta donde estaba esa persona. Ya habían pasado tres horas de que esa persona estaba tirada en la calle (…) como si no fuera un ser humano”, lamentó.

Emanuel Jesús, que dijo ser militante de la Juventud Comunista y no estar en contra de la revolución, opinó que el comportamiento de los profesionales de la salud dejó mucho que desear en este caso, “no actuaron como médicos”.

Agregó que está investigando cómo fue que el paciente salió del hospital y si se cometió alguna negligencia.

El joven publicó en otro video imágenes que muestran la inacción tanto de la Policía como de los empleados de los servicios funerarios, que no querían recoger el cuerpo.

Asimismo, las quejas de los vecinos, que pedían les facilitaran material de protección para ayudar a levantar el cuerpo.

“Por esto estamos nosotros aplaudiendo todos las noches, por la cantidad de mierda esta”, dijeron residentes.

Finalmente, una de las vecinas tuvo que ponerse los guantes y ayudar a depositar el cuerpo del fallecido en un ataúd.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas y calzado

 

“Yo lo recojo, porque es un ser humano”, dijo.

En el vídeo se escucha la preocupación de los vecinos por la posibilidad de que el fallecido pudiera tener coronavirus, aunque no hay indicios al respecto.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=xSpncJlCA98&w=640&h=360]

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: