Un aldea de Indonesia recurre a los fantasmas para mantener a la gente en casa por el coronavirus

En un aldea de Indonesia, en Kepuh, han decidido apostar por la táctica del miedo, literalmente, para convencer a sus vecinos de que deben quedarse en casa como medida para frenar el contagio del coronavirus, publica Yahoo Noticias.

Y lo han hecho de una manera poco ortodoxa: usando a su favor la leyenda de los pocong y poniéndoles a patrullar las calles.

Ver imagen en Twitter

Así lo ha contado la agencia Reuters en una nota recogida porThe Straits Times en la que se hacen eco de esta medida tan singular.

Situada en la isla de Java, las autoridades de esta localidad, al ver que sus ciudadanos no terminaban de cumplir con las medidas impuestas de confinamiento, decidieron buscar una alternativa que les mantuviese en el interior de sus hogares la mayor parte del tiempo.

Y así es como llegaron a la idea de sacar a pasear a los pocong.

Pocong Ghost & Kuntilanak : Horror from Indonesia App Ranking and ...

Estos, cuenta la tradición, son también conocidos como ‘fantasmas de mortaja’ y representan el alma del fallecido atrapado en su mortaja.

De ahí esa apariencia terrorífica que ahora es usada para el beneficio de la lucha contra el coronavirus.

“Queríamos ser diferentes y crear un efecto disuasorio, porque el ‘pocong’ es espeluznante y aterrador”, ha declarado Anjar Pancaningtyas, jefe de un grupo juvenil de la aldea que ha trabajado junto con la policía local para poner en marcha esta iniciativa.

El problema con el que se encontraron es que al principio el resultado fue el contrario al que buscaban.

La figuras colocadas en las calles de Kepuh llamaron tanto la atención de sus habitantes que en lugar de invitarles a quedarse en casa estos salieron para ver in situ a estos fantasmas.

Así que las autoridades modificaron su plan de acción sobre la marcha y lo que hicieron fue dotarles de más vida y realismo.

Así, ahora, estas almas atrapadas en su mortaja son voluntarios que se han disfrazado y patrullan las calles asustando a quienes rompen el confinamiento sin causa justificada. Cuando se encuentran con alguien, les sorprenden.

Y parece que esta nueva puesta en escensa sí está funcionando.

Written by 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: