Agentes chinos difundieron mensajes en población de EE.UU para sembrar pánico

La guerra de China con Estados Unidos no es solo económica y diplomática. También hecha mano a las tecnologías digitales, y aunque eso ya lo sabíamos, ahora habría nuevas evidencias de la injerencia de Beijing en los hogares norteamericanos, según fuentes de inteligencia, publica ADN Cuba.

 

Mensajes alarmantes inundaron rápidamente, a mediados de marzo, las pantallas de los teléfonos móviles y en las redes sociales de millones de ciudadanos estadounidenses, quienes se enfrentaban al inicio de la pandemia de la COVID-19.

Los mensajes decían: la administración de Trump está a punto de bloquear todo el país. “Lo anunciarán tan pronto como tengan tropas para ayudar a prevenir saqueadores y alborotadores”, advirtió uno de los textos que citaba una fuente del Departamento de Seguridad Nacional.

“Recibió la llamada anoche y le dijeron que empacara y que estuviera preparado para la llamada de hoy con su despacho”, continuaba la narrativa apócrifa.

Panico y absurdo politico ante la pandemia
Foto: Annur TV

Las fake news impulsadas por los chinos se difundieron de tal manera, durante dos días, que el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca tuvo que emitir un anuncio para informar que eran “FALSOS”.

Desde entonces, las agencias de inteligencia han descubierto que la ola de pánico fue provocada por operativos chinos, quienes ayudaron a transmitir los mensajes a través de las plataformas.

Seis funcionarios estadounidenses de agencias distintas hablaron, pero amparados en la condición de anonimato para discutir públicamente asuntos de inteligencia.

Las técnicas de amplificación son alarmantes para los funcionarios, pues la desinformación apareció en forma de mensajes de texto en los teléfonos celulares de muchos estadounidenses, una táctica que muchos dijeron que antes no habían visto.

Esto ha estimulado a las agencias a buscar los mecanismos que naciones como China y Rusia están utilizando para difundir la desinformación durante la pandemia.

El origen de los mensajes sigue siendo turbio.

Las fuentes norteamericanas se negaron a revelar detalles del trabajo de inteligencia que vincula a los agentes de Beijing con la difusión, ante la necesidad de proteger sus fuentes y métodos para monitorear a China.

Sus advertencias están respaldadas por hallazgos recientes de grupos de investigación bipartidistas externos, incluida la Alianza para la Seguridad de la Democracia y el Centro para una Nueva Seguridad Estadounidense, que se espera que publique un informe sobre el tema el próximo mes.

Next Post

Perú: ancianos y embarazadas dejarán cárceles por COVID-19

jue Abr 23 , 2020
Los presos ancianos y las reclusas con bebés o embarazadas saldrían pronto de las prisiones de Perú tras oficializarse los requisitos para una excarcelación inédita en tiempos del nuevo coronavirus, publica AP. El gobierno del presidente Martín Vizcarra publicó el jueves en la gaceta oficial El Peruano las condiciones que […]