Reportes de presos aislados por enfermedad levantan temor de COVID-19 en cárceles de Cuba

Las autoridades cubanas suspendieron ya desde hace algunas semanas las visitas a la cárceles y limitaron las comunicaciones telefónicas de los reos con su familia, para enfrentar el riesgo de propagación del coronavirus, publica Radio TV Martí.

También las autoridades del Ministerio de Salud aseguraron la semana pasada que “en los establecimientos penitenciarios cubanos no existen ni brotes ni casos confirmados de la COVID-19”.

Sin embargo presos y sus familiares, entrevistados por Radio Televisión Martí, alertan sobre casos de reos en aislamiento tras presentar síntomas.

Los entrevistados dan cuenta de serias deficiencias con la asistencia médica y la falta de medicamentos dentro del sistema penal en la isla en medio de la pandemia.

El sábado en la noche fue trasladado de urgencia hacia un hospital de la ciudad de Sancti Spíritus el preso común Gabriel Pérez Nápoles , según denunció otro reo en comunicación telefónica este domingo con el activista de derechos humanos Ramón Zamora.

“Hay un preso que se intentó quitar la vida por miedo al coronavirus, tenía fiebre y se había cansado de reclamar atención médica”, explicó la fuente a Radio Televisión Martí.

En Placetas, Ariadna López Roque reporta que en la prisión La Pendiente de Santa Clara donde cumple condena su esposo, el preso político Mitzael Díaz Paseiro, hay reclusos aislados con síntomas respiratorios.

“El día 22 de abril conocimos que allí hay reclusos que tienen fiebre y los tienen aislados. Esta información la conocimos por la mamá de un recluso”, declaró la activista.

Mientras, en la Prisión Provincial de Guantánamo, el abogado y periodista Roberto Jesús Quiñones Haces presenta un deterioro de su salud, aseguró su hijo Roberto José Quiñones Castro.

El abogado y periodista Roberto Jesús Quiñones presenta un deterioro de su salud en las últimas semanas, así se lo informó su esposa en llamada telefónica la semana pasada con su hijo Roberto José Quiñones Castro, residente en Estados Unidos.

 Ha desarrollado una enfermedad del estómago que le ha causado bastante diarrea, deshidratación, ha perdido cantidad de peso y su salud se está poniendo más delicada cada día”, declaró el hijo del periodista para quien Amnistía Internacional reclamó esta semana una acción urgente por su liberación.

Entrada siguiente

Se mantiene Cuba en la Lista Especial de Vigilancia (SWL) en el Informe Internacional de Libertad Religiosa de la Comisión de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF)

mar Abr 28 , 2020
El 28 de abril de 2020, la Comisión de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF) lanzó el Informe Internacional de Libertad Religiosa, su informe anual número veintiuno, que […]
blank