El periodista Roberto de Jesús Quiñones Haces pasará el Día Mundial de la Libertad de Prensa en una cárcel en Cuba

Cada 3 de mayo desde el año 1993, se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa, proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, «en cumplimiento de una recomendación aprobada en la 26ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO en 1991. Esto, a su vez, como una respuesta a un llamamiento de los periodistas africanos que en 1991 elaboraron la histórica Declaración de Windhoek sobre el pluralismo y la independencia de los medios de comunicación.»

En este Día se recuerdan de manera especial los periodistas muertos en el cumplimiento de su labor, especialmente a las víctimas de totalitarismos políticos, fundamentalismos ideológicos o del crimen organizado. Y se hacen denuncias y reclamos por defender la integridad de aquellos profesionales de la información y la noticia que por su trabajo son sometidos a persecución, acoso, prisión y hasta a amenazas contra su vida.

Haces-premio
Quiñones Haces, antes de entrar a prisión, recibió el Premio Patmos 2019, por ser un hombre consecuente con su fe y sus ideas.

La libertad de prensa es parte importante de la libertad de expresión y esta última, según el artículo 19 de la Declaración de Derechos Humanos de las Naciones Unidas: «es el derecho que tiene todo ser humano a expresar sus ideas y opiniones sin que pueda ser molestado, de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión». La libertad de prensa, por tanto, «permite a los ciudadanos la posibilidad de organizarse y crear medios de comunicación independientes del poder gubernamental, en los cuales tienen derecho de expresarse libremente y sin censura».

El respeto a la libertad de expresión y por ende, a la libertad de prensa, es propio de los sistemas democráticos, y es un baluarte valiosísimo que las sociedades civiles deben cuidar y defender porque es la vía que tienen los ciudadanos de expresar sus críticas a los gobiernos y el modo de pedirles cuentas.

Una nación que forja y fortalece la libertad de expresión, será mucho más abierta y sus esferas de poder no se convertirán en fuerzas abusivas. Por otra parte, una prensa libre, desvinculada de las esferas de poder, podrá llevar a cabo su labor comprometida con la verdad de los acontecimientos, más allá incluso de la subjetividad del periodista y totalmente independiente del discurso oficial.

En los sistemas totalitarios, en cambio, la libertad de expresión y de prensa sufren represión y censura. El ataque constante es la respuesta que el poder da a quienes intentan ejercerlas. Los regímenes antidemocráticos se adueñan de los medios y ejercen el control sobre la prensa y sobre la información; pero, lograr controlar las mentes de los profesionales del periodismo comprometidos con su oficio, o la de los ciudadanos dispuestos a vencer la mentira y la manipulación de las élites corruptas, es algo que llega a escapárseles de las manos. El ejercicio, bajo cualquier circunstancia, de la libertad de prensa, reta a los totalitarismos y los pone en evidencia ante los ojos de la opinión pública mundial.

Haces-Mario.jpeg

El sistema que impera en Cuba es totalitario, todas las libertades y los derechos ciudadanos son violados por un poder abusivo y controlador. La expresión y la información han sido secuestradas desde los inicios de la llamada Revolución cubana por el único partido legal, el comunista, y por los dictadores, los Castro Ruz y sus sirvientes. El periodismo que responde al oficialismo, es precisamente eso, un vocero del sistema y obedece a pies juntillas a los intereses de sus monopolizadores.

No obstante, el periodismo independiente ha surgido en Cuba, y lucha por mantener su existencia desde una total separación de los intereses políticos del poder. Comprometidos con una realidad social que el régimen unas veces intenta ocultar y otras manipular, el ejercicio del periodismo independiente en Cuba ha mostrado a la opinión internacional la verdadera situación en la que vive el pueblo cubano, saturada de necesidades económicas, sufriente de la desidia de un sistema al que solo le importa prevalecer en el poder a toda costa, un pueblo con limitaciones para el ejercicio de todos sus derechos y, sobre todo, el periodismo independiente se ha convertido en una vía importante de denuncia que ha puesto al descubierto los atropellos del castrismo contra activistas defensores de los Derechos Humanos o cualquiera que resuelva pensar y actuar por sí mismo, fuera de las imposiciones del poder.

Sin dudas, el Día Mundial de la Libertad de Prensa, es útil para resaltar la importancia de la práctica de un periodismo libre de toda censura y para no olvidar el alto costo que ha tenido ejercerlo en los lugares más hostiles. Por eso no se puede pasar por alto sin recordarle al mundo que Cuba es uno de esos lugares donde la prensa no goza de la libertad que merece.

En este sentido la organización independiente Reporteros sin fronteras ha colocado a Cuba en el puesto de mayor violador de la libertad de prensa en América Latina, y ha denunciado «los arrestos, encarcelamientos, las amenazas, detenciones arbitrarias con el fin de llevar a cabo interrogatorios, las campañas de descrédito, la confiscación de equipos y el cierre y jaqueo de sitios web como las formas más comunes de acoso a la que la prensa alternativa en la isla es sometida.»

Tampoco se puede dejar pasar la celebración de este Día sin mencionar al periodista independiente Roberto de Jesús Quiñones Haces, preso del castrismo desde el 11 de septiembre de 2019, arrestado luego de ser condenado bajo los cargos de resistencia y desobediencia en agosto de 2019, pero cuya verdadera causa fue castigarlo por ejercer su derecho a la expresión y a llevar a cabo su profesión como periodista. A Quiñones, Amnistía Internacional lo declaró como preso de conciencia. Fue incluido, además, en la lista de la Organización Internacional One Free Press Coalition como uno de los diez casos más urgentes de injusticia contra periodistas. Muchas otras organizaciones y personalidades también se han unido a las campañas internacionales encaminadas a pedir al régimen cubano su libertad. Libertad que ojalá fuera otorgada este 3 de mayo Día Mundial de la Libertad de Prensa.

 

https://www.youtube.com/watch?v=pOxNnlg0Sc4

El hijo del periodista independiente Roberto de Jesús Quiñones Haces, encarcelado por el régimen castrista desde 2019, se manifiesta frente a la Embajada cubana en Washington DC pidiendo la libertad de su padre.

Entrada siguiente

Italia y otros países europeos inician desconfinamiento pese al coronavirus

dom May 3 , 2020
En una Europa que inicia esta semana el desconfinamiento paulatino, Italia, que lleva enclaustrada dos meses y sigue convaleciente de la pandemia de COVID-19, espera con ansias el lunes para […]
blank