La pandemia llega a las villas miseria de Argentina

La cola para llenar el táper es larga. Hoy toca fideos con pollo. Mañana habrá lentejas, polenta o arroz. En la villa 22 de EneroMilda Gladys espera pacientemente, con mascarilla y guardando distancia prudencial, que un soldado llene su fiambrera, publica la Vanguardia.

“Llega un momento en que ya las cosas no dan para más”, dice esta empleada doméstica de 52 años que no puede trabajar por la cuarentena.

En la cola está Jorgelina, de 69 años, que llenará tápers para la familia.

“Cobro jubilación y tengo que pagar luz y todo; mi hijo no tiene trabajo y mi nuera sólo cobra la asignación por sus tres niños”, dice.

La pandemia del hambre llegó a Argentina antes que la sanitaria.

De hecho, existe desde mucho antes de que tuviéramos noticias de Wuhan, pero ahora la pobreza se expande casi al mismo ritmo que los contagios en las villas, que ya se han convertido en la principal preocupación de la autoridades argentinas.

Ubicada en el municipio de La Matanza, la 22 de Enero es una de las más de 4.000 villas miseria de Argentina, la mayoría de ellas enclavadas en el área metropolitana de Buenos Aires y donde la presencia del Estado es casi inexistente.

No obstante, desde que el presidente Alberto Fernández decretó el 20 de marzo la cuarentena obligatoria, paralizando la actividad productiva y condenando a no tener ingresos al 40% de argentinos que vive de la economía informal, el Gobierno se volcó en ayudas monetarias y alimenticias a la población más vulnerable.

También los ayuntamientos o incluso el ejército.

Sin embargo, sanitariamente es harina de otro costal. Viendo la grave situación en España Italia, la imposición temprana de un confinamiento fue un acierto, como lo demuestra el bajo número de casos en el país, que ayer era de 5.611 y 293 fallecidos.

Pero la realidad tercermundista de las villas, eternamente postergadas y en condiciones de hacinamiento, muchas sin agua corriente, con graves problemas de higiene y deficiencias en servicios básicos, hizo que el Gobierno asumiera desde el primer momento que el aislamiento familiar no podría llevarse a cabo, y el propio ministerio de Salud acuñó el término “cuarentena comunitaria”.

Next Post

Tres menores fallecen en Nueva York de una misteriosa enfermedad que los médicos asocian al coronavirus

dom May 10 , 2020
Tres menores han fallecido en el Estado de Nueva York a causa de lo que los médicos creen que es una complicación de la infección del coronavirus, según informó el sábado Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York, publica el País.    Los síntomas, que han sido diagnosticados a, al menos, otros 73 menores […]