La tortura psicológica de los tripulantes de los cruceros varados en altamar

Cientos de cruceros están detenidos en enjambres en medio del mar, con miles de tripulantes atrapados dentro desde hace dos meses, publica el Nuevo Herald.

“Estamos anclados aquí y vemos tierra todos los días. Está a 200 metros y no podemos bajarnos”, cuenta.

El 13 de marzo, todos los cruceros recibieron la orden de “no navegar”.

Los que tenían pasajeros consiguieron desembarcarlos luego de complicadas negociaciones, pero los tripulantes que quedaron a bordo han estado desde entonces en un limbo.

Las líneas de cruceros han repatriado a miles de tripulantes en estos dos meses, pero el proceso es lento y caro porque los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades exigen que sean transportados en vuelos chárter -suponiendo que los países de destino reciban a sus nacionales.

Solamente en aguas estadounidenses aún quedan casi 60,000 tripulantes a bordo de 90 cruceros, dijo el jueves a AFP la Guardia Costera.

“A veces se siente como estar en prisión”, dice Driscoll.

En las últimas dos semanas, cuatro tripulantes fallecieron por motivos no vinculados al coronavirus en distintos cruceros: uno por “causas naturales” que no fueron divulgadas y tres de aparentes suicidios. De ellos, dos se lanzaron por la borda.

“Es muy perturbador enterarse de eso”, dice Driscoll.

“Pero no me sorprende. (…) Son tiempos difíciles para todos”.

Aunque algunos se sienten a salvo del coronavirus a bordo, para otros es un confinamiento forzoso que llevó a dos personas a tirarse fuera de borda.

“Es el mismo día todos los días. Es difícil mantenerse mentalmente sano”, dice Ryan Driscoll, un estadounidense de 26 años que lleva 80 días sin tocar tierra.

Entrada siguiente

El Día de los Museos se celebra en Internet

lun May 18 , 2020
Este año, el Día de los Museos se celebra en ausencia de sus protagonistas, publica el  País. La jornada internacional dedicada desde 1992 a celebrar la labor de estos contenedores […]