Los residentes de Madrid y Barcelona aguardan con expectación la inminente reapertura

Los residentes de Madrid y Barcelona esperan con impaciencia la reapertura de parques, museos, iglesias y terrazas de bares esta semana, cuando España se prepara para levantar algunas de las medidas de confinamiento más estrictas de Europa en su capital y en su segunda ciudad más grande, publica Reuters.

En Madrid, donde desde hace dos semanas las autoridades han permitido salir a la calle a corredores y ciclistas para hacer ejercicio durante unas horas por la mañana y por la tarde, la diseñadora gráfica Jimena Ruiz pasaba en su bicicleta frente a la verja de hierro forjado del parque del Retiro, todavía cerrada con una cadena.

“Me estoy muriendo de ganas”, dijo con nostalgia.

“Lo que más me apetece en el mundo es entrar a correr, a tomar el sol, a sentarme junto a las fuentes”.

El número de casos confirmados de coronavirus en España subió el domingo en 246 hasta los 235.772, mientras que el de muertos lo hizo en 70 hasta los 28.752, según los datos del Ministerio de Sanidad.

España se encuentra ahora en el tercer mes de su estado de alarma, habiendo soportado una de las mayores tasas de mortalidad per cápita del mundo por el coronavirus, que golpeó con más fuerza en Madrid.

La capital y Barcelona se unirán a otras áreas del país donde el confinamiento ya se ha suavizado más. Se permitirá que los bares abran sus terrazas al 50% de su capacidad y que la gente se reúna en grupos de un máximo de 10 personas.

“El sacrificio y el esfuerzo cívico de los españoles nos ha permitido avanzar con paso firme y decidido en la desescalada”, dijo el domingo la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, quien urgió a la ciudadanía a no bajar la guardia ante el relajamiento de las restricciones.

Next Post

Las playas de EEUU se llenan de gente cuando los muertos por coronavirus se acercan a los 100.000

dom May 24 , 2020
Los estadounidenses acudieron este fin de semana festivo en el país a tomar el sol en sus playas, a pescar en sus embarcaciones privadas y a pasear junto al mar, pero la ocasional aparición de alguna con el rostro protegido por una mascarilla actuaba como un recordatorio de que el […]