Las protestas se extienden por todo Estados Unidos a pesar del toque de queda

Al menos 75 ciudades de Estados Unidos, según un recuento del New York Times, vivieron en la noche del 1 de junio manifestaciones contra el racismo y la violencia policial contra las comunidades minoritarias. Y no menos de 11 estados (15 según la AFP) llamaron a la Guardia Nacional, publica RFI.

Algunas protestas se vieron empañadas por la violencia, como en Filadelfia, Dallas, Las Vegas, Seattle, Des Moines, Memphis, Los Ángeles, Atlanta, Miami, Portland, Chicago y Washington, así como la ciudad más grande del país, Nueva York.

En el vasto vecindario de Brooklyn, casi 400 personas denunciaron la violencia policial contra la comunidad negra.

“Nos dicen que seamos el cambio, así que estamos ahí fuera hoy, mostrando nuestro apoyo. Para mostrar que la mayoría de la comunidad negra está protestando para denunciar lo que está pasando, no para saquear negocios. No podemos pensar que todos los que están ahí fuera sólo quieren destruir y saquear”, dice una manifestante en Brooklyn al micrófono de Loubna Anaki, corresponsal en Nueva York.

Al igual que en otras ciudades importantes del país (Los Ángeles, Houston, Atlanta), la alcaldesa de Washingon, Muriel Bowser, declaró un toque de queda el 1 de junio.

Pero una multitud se reunió frente a la Casa Blanca para cantar eslóganes, encender fuegos y mostrar pancartas.

La policía disparó gas lacrimógeno en un intento de dispersar a la gente. “Estoy aquí esta noche porque en Estados Unidos se dispara a los negros todos los días y el Departamento de Justicia no hace nada al respecto.

Estoy aquí esta noche para protestar contra la brutalidad policial porque es un problema. (…) ¡Lo que está sucediendo es una ola de indignación!

¡Un llamado a la justicia! ¡Un llamado a la paz verdadera! Un llamado para que se nos trate como seres humanos, de una sola raza, la raza humana.

Eso es lo que está sucediendo ahora mismo, en todos los Estados Unidos”, afirma Melania Blashio, una joven afroestaounidense.

Por su parte, el presidente estadounidense, que se enfrenta a la más grave agitación social de su mandato, sigue denunciando a los “anarquistas” y a los “antifa”, que anunció querer designar como organización terrorista.

Prometió “detener la violencia colectiva”, mientras atacaba a los demócratas y a su principal rival presidencial, Joe Biden.

Según el New York Times, durante una manifestación similar fuera de su residencia el día anterior, el inquilino de la Casa Blanca fue llevado por agentes del servicio secreto a un búnker subterráneo.

Next Post

China reitera que tomará represalias contra EEUU por decisión sobre Hong Kong

lun Jun 1 , 2020
China reiteró el lunes que tomará represalias contra “cualquier intento de EEUU de dañar los intereses chinos” y reprobó la orden del presidente estadounidense, Donald Trump, de empezar un proceso para “eliminar las excepciones” por las que Estados Unidos concede a Hong Kong un trato diferente respecto a China, publica […]