El fantasma de las expropiaciones planea de nuevo sobre Argentina

La decisión del gobierno argentino de expropiar Vicentín, una de las grandes empresas agroexportadoras del país, revive temores entre empresarios e inversionistas, justo cuando el Ejecutivo de Alberto Fernández intenta reestructurar 66.000 millones de dólares de deuda con acreedores del exterior, publica  AFP.

Cuarto mayor vendedor de cereales y aceites de Argentina, con un volumen anual de negocios de unos 3.000 millones de dólares, la casi centenaria Vicentín está en bancarrota y se declaró en cese de pagos y convocatoria de acreedores en diciembre.

Su deuda asciende a unos 1.300 millones de dólares.

Tiene 2.638 acreedores, muchos de ellos productores.

El mayor acreedor es el estatal Banco Nación, con una deuda de unos 255 millones de dólares por créditos que están bajo investigación judicial.

El lunes, Fernández anunció la intervención por decreto de esta firma fundada como empresa familiar, y la intención del gobierno de expropiarla mediante una ley que deberá aprobar el Congreso.

En medio de la polémica que se desató por la posible expropiación, Fernández recibirá el jueves al director ejecutivo de Vicentín, Sergio Nardelli, según la prensa argentina.

“No estamos expropiando una empresa próspera, estamos expropiando una empresa en quiebra”, justificó el mandatario de centro-izquierda, al aseverar que se trata de rescatar a una compañía con más de 2.000 empleados y 2.600 productores “varados”.

Su idea es convertirla en una empresa mixta, con 51% de capital estatal y 49% privado, así como evitar que sea adquirida por alguna compañía extranjera.

“El Estado tiene un rol que es el de garantizar la presencia de capitales nacionales”, declaró Fernández.

Entrada siguiente

Seminole Hard Rock Hotel & Casino, Guitar Hotel reabre sus puertas el 12 de junio

jue Jun 11 , 2020
El Seminole Hard Rock Hotel & Casino y el Guitar Hotel en Hollywood volverán a abrir al mediodía del viernes 12 de junio, regresando con una estricta lista de pautas […]