José Daniel Ferrer: cincuenta años de vida y de tres décadas enfrentando al Castro comunismo (Parte II)

 

Converso con José Daniel Ferrer García, el líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), una de las organizaciones opositoras más activas dentro de la Isla caribeña. Ferrer fue galardonado este viernes (12/6 /2020) con la medalla Truman-Reagan a la libertad, por su defensa de los derechos humanos, pero también por su liderazgo en UNPACU, agrupación opositora que promueve una transición pacífica del país hacia la democracia. La organización es considerado ilegal por el régimen cubano y sus miembros son duramente reprimidos.

Anteriormente, Ferrer y yo hablamos, entre otros muchos temas,  de   la serie de arrestos contra detractores del régimen de Fidel Castro ocurridos durante la primavera de 2003, a la que se conoce como la primavera negra de Cuba. A este grupo de detenidos se les conoce como el grupo de los 75. 

La siguiente es la segunda parte de la entrevista que Ferrer le concedió a Radio Viva 24. Le invito a leer la primera, haciendo clic en el circulo rojo que sigue:

 

Parte II

 

Yoaxis Marcheco- ¿A quién le agradeces la liberación de los 75?

José Daniel Ferrer –  En primer lugar estuvo la labor y la constancia de las Damas de Blanco, que fueron nuestras esposas, madres, hermanas, hijas, que desde los primeros días que fuimos encarcelados se fueron estructurando casi sin planificación, solo por amor y por el deseo de defender al familiar encarcelado injustamente. Sin el valor de ellas, no habríamos logrado salir de la prisión.

Estuvo también la labor de activistas de otros grupos, como los del Movimiento Cristiano Liberación y Oswaldo Payá que fue incansable en la lucha por la liberación de los presos políticos. La Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional y otros muchos, la lista es larga y sé que se me van a quedar muchísimos.

Mucho tenemos que agradecerle al apoyo de gobiernos y organizaciones de Derechos Humanos, gobiernos como el de los Estados Unidos, congresistas de origen Cubano, parlamentarios europeos, gobiernos y embajadas de naciones miembros de la Unión Europea. Gracias a la solidaridad constante fue que sobrevivimos.

YM- ¿Cuánto le debes en el desarrollo de tu liderazgo a Oswaldo Payá Sardiñas?

JDF- Oswaldo fue un gran cubano, un patriota, un hombre de fe, muy cristiano y amaba a Cuba profundamente. Fue un hombre muy inteligente, además, elocuente, así que de él aprendí muchísimo, te diría que al punto de que sin él no me sería posible llevar a cabo mi humilde labor hoy en día. Con Oswaldo aprendí no solo a llevar a cabo esa lucha no violenta, sino también a luchar usando los resquicios o herramientas del propio régimen, desde las ‘leyes’ constituidas por ellos mismos. Así Oswaldo penetró a la Constitución y creó el Proyecto Varela que es un hito en la lucha por la democratización de Cuba.

YM- ¿Por qué quedarte en la Isla a pesar de la persecución y la represión sobre tu persona?

JDF- Esta lucha hay que desarrollarla en muchos escenarios, dentro y fuera de Cuba, pero cada cual decide donde desarrolla su pelea según sus experiencias, visión y características personales. Yo decidí que la mía sería siempre aquí adentro, aunque en ello me vaya la vida o tenga que ir a prisión una y otra vez; aunque me torturen o me golpeen, aunque asedien a mis hijos, a mi esposa, a mi familia, aunque nos asalten el hogar constantemente y nos roben los alimentos y las medicinas de nuestros hijos, aunque nos persigan de manera permanente, es aquí adentro donde voy a estar, aunque tenga que pagar caro mi atrevimiento de querer ver una Cuba próspera, con independencia de los poderes del estado, una Cuba amiga de los Estados Unidos, de Canadá, de la Unión Europea y de todo Occidente, por ver esa Cuba cualquier sacrificio es poco.

YM- Hace escasos meses volviste a estar en prisión, el régimen quería procesarte. ¿Cómo fue esta experiencia?

JDF- El pasado primero de octubre de 2019 el régimen allanó mi hogar, asaltaron mi vivienda con un gran repliegue policial, así siempre actúan con la UNPACU, esto no es solo con el objetivo de detenernos, sino también de sembrar el pánico en nuestros barrios, donde el régimen sabe que tenemos muchísimo apoyo. Me acusaron de dos falsos delitos: de lesiones y de privar de libertad de manera arbitraria a una persona.

El plan que tenían era tratar de rendirme, con el más inhumano trato, con torturas físicas y psicológicas, con amenazas de muerte o de que estaría por lo menos nueve años en prisión, y de que no iba a contar con apoyo alguno porque me estaban procesando por delitos de índole común, ellos pensaban que iban a quebrantar mi voluntad y que llegaría el momento en que yo aceptaría abandonar el país o dejar la lucha, eso era lo que más me ofendía en realidad.

YM- ¿Sientes miedo?

JDF- Como todo ser humano he sentido temor muchas veces en mi vida, por ejemplo, antes de sufrir todos los rigores de la prisión, temía caer en ella. Siempre me preguntaba si yo iba a ser capaz de mantenerme firme y de continuar mi lucha si me encarcelaban y me imponían el rigor y las torturas que el régimen impone a los presos políticos, llegué con esos temores, pero había un temor mayor que es lo que siempre me ha sostenido: el miedo a fallar al cumplimiento de mi deber como ser humano y como hombre que cree en Dios. Mi gran temor es que un día el régimen pueda sentir la satisfacción de haberme quebrantado, de haberme rendido. Ese gran temor es el que me ha sostenido y me ha ayudado a vencer todos los otros temores: la prisión, el miedo a la muerte, a las torturas, al hambre, al acoso.

YM- Respecto a tu entorno familiar: ¿Qué te dicen tus hijos respecto a tu papel en la oposición al régimen cubano?  

JDF- Mis hijos son la parte que más me duele. No hay nada que duela más que ver a tus hijos, incluso recién nacidos, siendo víctimas de la represión. El régimen atenta contra la tranquilidad de mi familia porque creen que así nos van a doblegar. He tenido la suerte de que mis hijos han sido muy valientes y siempre me han apoyado y a medida que van adquiriendo uso de razón su apoyo es mucho más comprometido.

Mi hija Martha Beatriz, la mayor, recibió golpes en un pómulo a los dos años de edad cuando fue víctima de un acto de repudio violento frente al tribunal del municipio Mella, aquí en Santiago de Cuba, después de eso mi hija recibió actos de repudio y violencia en muchas otras ocasiones, lo mismo ha pasado con mis otros hijos, los seis han sido víctimas hasta de la violencia policial, han sufrido detenciones, pero también hay otras cosas más sencillas como que mis hijos no pueden ver ni televisión porque el régimen nos ha robado los televisores como venganza a nuestro activismo informativo en las comunidades.

 YM- Háblame de tu mamá… sobre cómo asume ella la realidad de tener un hijo que vive en constante peligro de ser apresado, torturado y eventualmente, asesinado.

JDF- Siempre que he estado en prisión he tenido a mi madre muy presente, nadie sufre como una madre la prisión de un hijo, nadie siente más dolor y temores sobre la posibilidad de que puedan incluso matarnos en la cárcel. Mi madre ha sufrido mucho las torturas que hemos padecido en prisión Luis Enrique y yo. Sufrió incluso amenazas constantes de que mi hermana Ana Belkis iba a ser encarcelada también cuando la Primavera Negra de Cuba. Mi madre que ya es una anciana, sufrió más que nunca los rigores del último encarcelamiento de seis meses que el régimen me impuso desde octubre hasta abril, pero ella estuvo firme, fue a varias manifestaciones y protestas en muchos sitios exigiendo mi liberación.

Ahora por su avanzada edad, sus múltiples padecimientos y esto del Covid-19 sentí temor de que no la volviese a ver nunca más con vida, pero siempre he tenido la satisfacción de saber que si no la vuelvo a ver con vida es porque yo he estado haciendo algo justo y necesario y que mi madre siempre se ha comportado dignamente, de una forma admirable. Mi madre es una gran persona, muy querida por sus hijos y por todos sus nietos. Por supuesto, mi deseo es poder reunir un día a toda la familia acá en Cuba. Siempre tengo a mi madre muy presente, tanto fuera como dentro de la prisión.

YM- Sobre el contexto cubano actual…según tu óptica, ¿cómo podríamos catalogar la represión durante estos tiempos de Covid 19?

JDF- La represión ha sido una cuestión constante, el régimen castrista para mantenerse en el poder necesita reprimir y sembrar el terror y el pánico en la población.

Ahora bien, en estos tiempos de pandemia el régimen se ha aprovechado precisamente de las normas aconsejables para evitar los contagios por el nuevo Coronavirus y ha venido reprimiendo de una forma más cruda y fuerte. Sigue encarcelando y aislando a los activistas miembros de la Sociedad Civil Independiente, continúan los procesos judiciales amañados contra periodistas independientes y opositores pacíficos, contra ciudadanos incluso que no militan en ninguna organización crítica al régimen, ciudadanos que por el solo hecho de sacar un móvil y filmar y publicar lo que acontece terminan multados o encarcelados porque el régimen no quiere que nadie vea fuera de nuestras fronteras cuál es la realidad que vivimos en la Isla.

YM- ¿Qué me puedes decir de los presos políticos de la UNPACU? ¿Cuáles son los casos más urgentes debido al estado de salud?

JDF- En estos momentos tenemos cuarenta activistas en prisión, siete de ellos esperan juicios por cargos fabricados y tenemos otros 5, incluyéndome a mí que tengo que cumplir cuatro años y medio, que estamos bajo prisión domiciliaria.

Todos nuestros presos atraviesan por situaciones muy difíciles y complejas, pero en estos momentos los casos más delicados son Aymara Nieto Muñoz, tres veces prisionera política y ahora en una prisión en Las Tunas, ella es de Calabazar en Boyeros, La Habana, fue golpeada recientemente. También tenemos a Maikel Herrera Bones que padece de VIH y su estado de salud se ha complicado, lo tienen en una prisión en el municipio Güines, provincia de Mayabeque. Tenemos el caso de Noslen Ayala García, que es de Güines, que ya lleva casi cinco años en prisión y aun le faltan cerca de ocho por cumplir de presidio injusto, su salud también es preocupante ya que padece de varias enfermedades gastrointestinales y de hipertensión. Tenemos otros casos como el de Melkys Faure Echavarría, también de la capital y que se encuentra en prisión ya hace cierto tiempo. Todos nuestros presos políticos han recibido torturas físicas y psicológicas. Hay otros que corren el riesgo de ingresar a prisión próximamente y esto va a seguir porque en la medida que se agrava la crisis en nuestra nación y el descontento popular aumenta, va a crecer el activismo y por supuesto la represión.

YM- ¿Por qué la UNPACU ha decidido trabajar conjuntamente con la Plataforma Cuba Decide?

JDF- Porque es una necesidad imperiosa que todos los cubanos que queremos ver a Cuba libre y democrática trabajemos en conjunto. La tiranía, aunque cada vez más débil, sigue teniendo un aparato represivo muy peligroso, de grandes dimensiones y con tentáculos que afectan a la mayor parte de la población, por eso necesitamos aunar fuerzas y compartir estrategias. La propuesta de Cuba Decide es muy inteligente, muy coherente y muy válida, busca consultar al pueblo para que sea el pueblo quien decida y a la vez busca movilizarlo para que conquiste sus derechos y libertades conculcados.

YM- ¿Qué necesita la causa de la libertad de Cuba para ser más efectiva y contundente en sus acciones?

JDF- En la lucha por la libertad de Cuba hemos venido avanzando gradualmente. Hemos mejorado en muchos aspectos, a pesar de la fuerte represión de la tiranía lo hacemos cada vez mejor, pero debemos continuar esforzándonos para superarnos cada vez más. En la medida en que la unidad se traduzca en acciones sistemáticas en toda la Isla, en la medida que logremos informar más a la población, de motivarlos, de servirles, entonces nos fortaleceremos más y nos acercaremos a la ansiada libertad.

YM- La Fundación Memorial de las Víctimas del Comunismo (VOC, sus siglas en inglés), ha decidido este año otorgarte un importante reconocimiento: la Medalla de la Libertad Truman-Reagan, ¿qué significa ese premio para ti?

JDF- Me siento muy honrado por la Fundación Memorial de las Víctimas del Comunismo por otorgarme este año su Medalla. Desde temprana edad considero al comunismo como uno de los peores males que ha sufrido la humanidad, en nuestra época moderna ningún mal, ningún sistema ha ocasionado más muertos y sufrimiento que el comunismo y mi vida durante años ha sido luchar contra eso. Así que me honra este Reconocimiento viniendo de tan prestigiosa Organización.

YM- ¿A quién o quiénes se lo dedicas?

JDF- Se lo dedico a los presos políticos y a los activistas que a lo largo de los años se han mantenido firmes, íntegros, que nunca se han rendido, que no se han doblegado, que no han permitido que el régimen los quiebre. Para nuestras presas y presos políticos y para los incansables luchadores por la libertad y la democracia es esta Medalla.

YM- ¿Qué le dirías a la oposición dentro de Cuba y al Exilio que lucha por la libertad?

JDF- Para los cubanos que luchamos acá, en el territorio nacional, y para los que lo hacen en el Exilio mi mensaje es uno solo: con afecto les digo que estamos en la recta final, que estamos atravesando momentos muy difíciles y complejos, pero sin dudas momentos en los que se define el futuro de nuestra patria, de nuestros hijos, de nuestros nietos. Si hacemos lo que nos corresponde en este momento duro y complejo, si aunamos esfuerzos, si echamos a un lado las cosas que nos dividen y que nos restan efectividad, vamos a lograr bien pronto la Cuba democrática que todos deseamos y nos merecemos. El régimen está débil, está marcado por su ineficiente gestión económica durante más de seis décadas y por su corrupción, por su naturaleza abusiva contra el pueblo, muy pocos cubanos creen en el régimen, pero la inmensa mayoría sabe que Cuba necesita cambios. Tenemos que aumentar nuestra interdependencia para conseguir la libertad y derrotar a los tiranos. Unámonos tanto como podamos, no tenemos que compartir todo tipo de criterios, pero sí todos tenemos como objetivo común democratizar a Cuba y eso es lo que debe unirnos

 

Esta es la segunda parte de la entrevista que Ferrer le concedió a Radio Viva 24. Le invito a leer la primera, haciendo clic en el circulo rojo:

Para escuchar Radio Viva 24 en Cuba, toca AQUÍ e instala nuestra APP en tu celular.

blank

Francisco Alemán de Las Casas

Next Post

Un caza militar estadounidense F15 se estrella en el mar del Norte

lun Jun 15 , 2020
Un avión de caza F15 del ejército estadounidense, con base en Reino Unido, se estrelló el lunes por la mañana en el mar del Norte durante una “misión de entrenamiento de rutina” con un piloto a bordo, indicó el ejército de Estados Unidos, publica el Nuevo  Herald.   “Por el […]