Valparaíso, el puerto loco de Neruda que se ahoga entre pobreza y COVID-19

El poeta Pablo Neruda decía que Valparaíso era un “puerto loco” y “desgreñado”, al que la vida sorprendía siempre a medio vestir y que usaba la alegría como ancla, publica el Diario.es.

Hoy, la ciudad más pintoresca de Chile, antigua cuna del comercio marítimo y la bohemia, se ahoga entre pobreza y coronavirus.

“Se tiene una imagen errónea de lo que es ‘Valpo’ porque somos Patrimonio de la Humanidad, pero estamos botados a nuestra suerte”, asegura a Efe Gonzalo Evaristo.

Sin trabajo y con unos pocos ahorros, Evaristo abrió su panadería hace apenas unos meses, cuando el coronavirus aún no había salido de China y Valparaíso se recuperaba de las graves protestas que estallaron en octubre en Chile.

“Creo que era el único que en febrero buscaba locales para arrendar. Muchos negocios fueron saqueados y quebraron. La panadería nació y se está criando en la adversidad”, bromea.

Con 315.000 habitantes, Valparaíso es uno de los principales focos del coronavirus en Chile, donde la pandemia parece no tener freno y hay más de 220.600 contagios y 3.615 muertes.

Según el centro de estudios Espacio Público, los casos crecieron en Valparaíso un 121 % la última semana de mayo, lo que obligó al Gobierno a decretar el viernes pasado el confinamiento.

El 16 de junio, el balance era de 1.322 infectados y 20 fallecidos.

Los expertos temen que la pandemia agudice la situación en la que viven muchos porteños, con trabajos informales y viviendas precarias, sin agua corriente ni calefacción.

Se estima que el 19,5 % de la región a la que pertenece Valparaíso sufre pobreza multidimensional y que en la propia urbe hay 55.000 familias de gran vulnerabilidad.

“Una emergencia así supone una dificultad para todos, pero aquí tenemos una situación de fragilidad que hace muy complicado quedarse en casa”, afirma a Efe el alcalde, el izquierdista Jorge Sharp.

Next Post

Cruce de amenazas entre las Coreas mientras el Norte despliega tropas

jue Jun 18 , 2020
Un ministro que dimite, cruce de amenazas y advertencias o el anuncio del despliegue de tropas en una zona desmilitarizada durante los últimos dos años, publica la Vanguardia. La onda expansiva de la detonación el martes de la oficina de enlace intercoreana por parte de Pyongyang recorrió ayer la península […]