Imágenes sorprendentes revelan que el coronavirus forma tentáculos en las células y pueden ayudar a identificar nuevos tratamientos

Imágenes sorprendentes nunca antes vistas muestran que el nuevo coronavirus secuestra proteínas en nuestras células para crear monstruosos tentáculos que se ramifican hacia afuera y pueden infectar a las células vecinas, publica USATODAY.

El hallazgo, acompañado de evidencia de fármacos potencialmente más efectivos contra la COVID-19, fue publicado el sábado en la revista Cell por un equipo internacional de científicos.

Al centrarse en el comportamiento fundamental del virus, cómo secuestra proteínas humanas clave y las utiliza para beneficiarse y dañarnos, el equipo pudo identificar una familia de medicamentos existentes llamados inhibidores de quinasas que parecen ser el tratamiento más efectivo para la COVID-19 hasta el momento.

“Hemos probado varios de esos inhibidores de quinasas y algunos son mejores que el remdesivir”, dijo Nevan Krogan, uno de los más de 70 autores del nuevo artículo y director del Instituto de Biociencias Cuantitativas de la Universidad de California en San Francisco.

Aunque el uso del remdesivir para la COVID-19 todavía no se ha aprobado, los reguladores de Estados Unidos están permitiendo su “uso de emergencia” en pacientes hospitalizados.

Krogan dijo que las pruebas con inhibidores de quinasas mostraron que algunos, entre ellos el Gilteritinib y el Ralimetinib, requerían concentraciones más bajas que el remdesivir para eliminar el 50 % del virus.

 

El nuevo estudio, que incluyó experimentos con células humanas y de monos verdes africanos, muestra que el virus conocido como SARS-CoV-2 tiene una habilidad especial para interrumpir las comunicaciones vitales.

Esas comunicaciones ocurren tanto dentro de las células como de una célula a otra.

“Este documento muestra la capacidad del virus para reconectar todas las señales que pasan dentro de la célula. Es algo realmente notable y se trata de un proceso que ocurre muy rápido, tan pronto como dos horas después de que las células se infectan”, explicó Andrew Mehle, profesor asociado de microbiología médica e inmunología en la Universidad de Wisconsin-Madison.

El sistema de comunicaciones conocido como señalización celular permite que las células crezcan y detecten y respondan a las amenazas externas.

Los errores en la señalización celular pueden conducir a enfermedades como el cáncer y la diabetes.

Mehle, quien no participó en el estudio, dijo que el trabajo muestra que los científicos están luchando con un enemigo intimidante: el nuevo coronavirus.

Next Post

Nuevos casos de COVID-19 en Florida suben a 6,093. Miami tiene casi 1,000 muertos

mar Jun 30 , 2020
Las autoridades sanitarias de Florida confirmaron el martes 6,093 casos adicionales de coronavirus en las últimas 24 horas, con lo que se incrementa a 152,434 el total de los contagios, acentuando los temores en el sur del estado donde se encuentra el mayor número de infecciones, publica  el  Nuevo Herald. […]