A casi veintidós años de encierro la salud del preso político cubano Ernesto Borges Pérez se deteriora

Este 17 de julio el preso político cubano, Ernesto Borges Pérez, estará cumpliendo 22 años de prisión de los 30 a los que fue condenado. Por ley le correspondía, desde que cumplió los diez años o el tercio de su condena, un cambio de sanción o la libertad condicional, pero el sistema ha actuado contrario a lo que dictan sus propias leyes y no ha habido variación en su sanción y mucho menos el otorgamiento de la libertad condicional.

Mientras tanto su salud se agrava con varios padecimientos, su asma crítico como consecuencia de un enfisema pulmonar, una de las secuelas de la huelga de hambre que llevó a cabo en el 2012. Dicha Huelga fue depuesta a petición del entonces Cardenal Catόlico Jaime Ortega, quien lo visitara en prisión para pedírselo expresamente y así no afectar la entonces inminente visita del Papa Benedicto XVI.

El Cardenal despertó en Borges Pérez esperanzas de que en el marco de dicha visita papal iba a ser liberado, pero esto no sucedió. Lo que sí ocurrió fue que Ernesto nunca volvió a ser visitado por Jaime Ortega, y posteriormente cuando el Cardenal concedió una entrevista en 2015 al programa Hora 25 de la Cadena Ser en España, negó rotundamente la existencia en Cuba de prisioneros por motivos políticos, olvidando incluso el propio caso de Ernesto, a quien él mismo había visitado en la cárcel. 

Cuando bajo la presidencia en los Estados Unidos de Barack Obama se llevó a cabo el canje en el 2014 de los espías cubanos de la red avispa, presos en USA, por Rolando Sarraff Trujillo, quien se encontraba preso en Cuba acusado de espiar para la CIA, volvió a surgir un pequeño rayo de esperanza de que tal vez Ernesto Borges entraría dentro del intercambio, cosa que tampoco sucedió y las esperanzas se volvieron a oscurecer hasta el día de hoy.

Con más de dos largas décadas en prisión, víctima de un sistema que viola hasta sus propias leyes, Ernesto espera que la luz de la libertad llegue en algún momento, antes de que su ya deteriorada salud le deje secuelas irreversibles.

 

Entre los muchos padecimientos que lo aquejan está el de la pérdida de visión. En el video inédito que a continuación publicamos se pueden ver unos instantes del 17 de diciembre de 2017, ocasión en que fue trasladado al hospital  la Covadonga, cuando un especialista en oftalmología recomendó la intervención quirúrgica para que Ernesto no perdiese del todo su visión afectada por cataratas avanzadas.

El audio que acompaña al video, ha sido tomado de una conversación telefónica que Ernesto Borges sostuvo con el ex prisionero político Ángel Moya, el 5 de julio, en este diálogo telefónico Borges Pérez recuerda ese traslado y se queja en sus propias palabras de que se está quedando ciego porque además de la enfermedad que padece las condiciones en la celda son extremadamente desfavorables.

En Cuba existen tras las rejas un número aproximado de 135 presos políticos, la mayoría de ellos en condiciones infrahumanas, maltratados y humillados constantemente por el régimen castrista que no admite la oposición a su sistema. Ernesto Borges es uno de ellos y su condena parece no terminar. Sigamos exigiendo la libertad para esos presos que no están en prisión por delito alguno, si no por sus ideas y sigamos pidiendo la libertad de Ernesto Borges Pérez.

Entrada siguiente

Resumen de noticias de Cuba, 7 PM (podcast)

lun Jul 6 , 2020
  CUBA MINUTO A MINUTO     Todas las noticias de Cuba aquí, en Radio Viva 24, las 24 horas.   Para escuchar el resumen de noticias desde tu teléfono, tableta […]
blank