Cuba: ¿salir para reír o para llorar?

Por: Sandy Cancino

Ayer domingo mi esposa y yo decidimos salir. Hacía casi 3 meses que ella no se subía a un vehículo público.

El viaje fue especial y llegamos a Coppelia, pero las aperturas parece que no hacen funcionar bien a los organismos.

Después de una hora de cola salió una jefa acompañada de un policía y otro hombre para decirnos que el helado estaba blandito y que no se podía vender así, y que no había seguridad de reabrir.

Claro que al cubano eso no le sorprende, pero sigo diciendo que esos eventos cotidianos acaban con la alegría de las familias.

Muchos niños que tampoco habían salido durante 3 meses tenían la esperanza de tomarse un helado, y consta que tomarse el helado no es pagar y tomárselo, sino que implica sacrificio.

Más de 1 hora bajo el sol para tomar helado no es muy divertido.

Transporte público en La Habana. Fotos tomadas por Sandy Cancino.

¿Por qué el helado llega al lugar de distribución sin las condiciones de calidad correctas? Estos eventos dan motivos para hablar y para que no exista confianza en los organismos estatales.

Gran parte de los cubanos no creen en lo que se publica por la televisión nacional, por eventos como estos. Una cosa es lo que sale, previamente preparado por la televisión y otra es lo que se vive después de un mes de trabajo. Lastimosamente, la sociedad cubana en su mayoría no conoce lo que es recibir un servicio de calidad y buen trato.

Cuba no tan solo vive una crisis social, vive una crisis de subsistencia, y en esta condición se maltrata a mucha gente. Espero que no vean mal este comentario, más cuando no hay invento, sino la realidad de la vida de un patriota. Cristo para Cuba, la esperanza de gloria.

Estos eventos dan motivos para hablar y para que no exista confianza en los organismos estatales.  Gran parte de los cubanos no creen en lo que se publica por la televisión nacional, por eventos como estos.

Una cosa es lo que sale, previamente preparado por la televisión y otra es lo que se vive después de un mes de trabajo. Lastimosamente, la sociedad cubana en su mayoría no conoce lo que es recibir un servicio de calidad y buen trato.

Cuba no tan solo vive una crisis social, vive una crisis de subsistencia, y en esta condición se maltrata a mucha gente. Espero que no vean mal este comentario, más cuando no hay invento, sino la realidad de la vida de un patriota. Cristo para Cuba, la esperanza de gloria.

Del autor: Sandy Cancino es activista cristiano, productor y director audiovisual, reside en La Habana, Cuba.

Entrada siguiente

Resumen de Noticias de Radio Viva 24, 4: PM

lun Jul 6 , 2020
Los habitantes de la ciudad de Pamplona, en el norte de España, vistieron prendas blancas y el tradicional pañuelo rojo el lunes para recordar lo que habría sido el inicio […]
blank